miércoles, 15 de julio de 2009

Finde de Compras en Madrid II

4 Pensamientos

Como lo prometido es deuda, y no me gusta tener deudas con nadie, aquí os presento el resumen del Finde de Compras en Madrid, para vuestro deleite. Nunca está de más advertir que "eso" del resumen no tiene el mismo significado para unos que para otros, y creo que ya sabéis, más o menos, cómo son mis resúmenes, así que advertido queda...

Poneros cómodos, encended alguna luz si es necesario (para no destrozaros los ojos con el ordenador, que os conozco), prepararos un refrigerio si os apetece (pero rapidito, que eso de esperar no es lo mío) y poned el móvil en silencio, porque la película comienza ya...

Viernes:

Con muchísima pena abandono mi cama (tenía mucho sueño...), me arreglo y desayuno como de costumbre y voy al trabajo, por eso de no "pirarme" todo el día. A las 12.15 advierto a mi querida mamá que nos tenemos que ir a la de YA, para llegar a tiempo a la estación. Me despido de todo el mundo, ni que me fuera a ir a la guerra, y bajo a la calle, a esperar a mi mamá, con los nervios de punta por el poco tiempo que teníamos para ir a la estación. Llamo a un taxi, y saludamos con la mano desde dentro, con un poquito de "ahí os quedáis pringáos' que nosotras nos vamos pa' Madrid!!!"

Suele pasar que cuando más prisa tienes, menos margen de error tienes, más ganas de llegar tienes, y demás comparaciones, menos suerte tendrás, y justo ese día cortarán uno de los dos carriles de la calle imprescindible, se llenará todo de coches cuando de normal no hay ni un alma, te harán bromas que ni p*** gracia tienen en esos momentos, etc. Vamos, lo que viene siendo la alineación de los planetas (seguro que sabéis de qué os hablo).

Cuando conseguimos llegar a la estación, saltamos del taxi y corrimos con las maletas a cuestas, como si nos fuera la vida en ello. No miré el reloj en el taxi, y no lo iba a hacer mientras corría, me da miedo ver que era tarde... Vía 1, vía del Alvia, y el Alvia... En movimiento... Embarque cerrado, puertas cerradas y tren perdido... Mi madre con cara de: "No me lo puedo creer, si íbamos bien de tiempo..." Mi cara de: "Joder!!! Sabía que iba a pasar, no me hace caso, la impuntualidad por fin le ha dado un golpe, pero podía no haberme jodido a mí... Joder, todo lo planeado a tomar vientos... Etc..." Me apoyo en la maleta mientras miro con incredulidad como el tren marcha de la estación, "Nunca me había pasado ésto", el corazón lo tengo en un puño, los nervios se desatan, la impotencia puede conmigo y la rabia desencadena el enrrojecimiento de mis ojos y el consecuente lagrimeo...

Nos dirigimos a Información, a ver si hay algún tren que venga pronto, y llegue a Madrid no mucho más tarde de lo que tendría que dejarlos el que hemos perdido. Siguientes trenes con plazas: Alvia a las 5 de la tarde, llegada a las 6; Regional Express (todavía no me explico el porqué de ese nombre, si para en todos los apeaderos de camino...) a las 3 de la tarde, llegada a las 6... Mmmm, difícil decisión... Salgo de la estación indignada, con ganas de coger mis bártulos, ir a mi casa y meterme en la cama hasta el lunes.

Mientras la impotencia crece en mi interior, mi progenitora se cuelga al teléfono, sin decirme a quíen llamaba... Tras un largo rato de lágrimas recorriendo mis mejillas, me dice que tenemos dos opciones: Ir en coche (yo no me hago responsable, sin ruta no sé llegar a Madrid, y mucho menos al hotel, es diferente ir en transporte urbano o andando, que en coche...) o ir en Alsa (Bien!!! Mi transporte favorito...). A esas alturas me viene dando igual, como si me voy a tomar por culo a la derecha y me catapultan con el contrapeso de una aceituna.

Llamo a Alsa, para preguntar horarios, y me dice esa "maravillosa" máquina del diablo, que el siguiente sale a las 14.30, eso sí, después de tenerme un buen rato a la espera con el incesante comentario de: Un momento por favor... Tiraría el móvil al suelo y saltaría sobre él si fuera a arreglar algo... Cogemos todo y vamos a la estación, que menos mal que está cerca, con la idea de comprar el billete y comer algo mientras esperábamos. Cuando llegamos a la estación nos dirigimos a la ventanilla de Alsa, que no me digas porqué, siempre tiene cola, y en esta ocasión de una media hora - tres cuartos... A pesar del cabreo que tenía, se me enciende la lucecita de "Casos de Emergencia, Prohíbido aparcar, llamamos a la grúa..." y voy a la maquina de billetes de Alsa, por un palpito que me dio, espero a que el chico que está antes termine, (no era cuestión de empujarle...) y sin saber cómo funciona, empiezo a tocar la pantalla, yendo más rápido la mano que los ojos. Indico la ciudad de destino, los pasajeros, la fecha y me aparecen los horarios... 13.30 con plazas!!!! Sin pensarlo pulso, y voy sacando la cartera, por si mi madre tardara, le pego un grito de punta a punta y levanto la mano como si hubiera encontrado el eslabón perdido, según me dice el importe, mi madre ya había llegado con la tarjeta por delante, pago y retiro los billetes, el tren sale en menos de 10 minutos, y tengo que pasar por el baño, que el Alsa no para hasta destino y no iba a aguantar...

Corro al baño, haciéndome notar en la estación, ya que era la única que corría, y acompañaba cada zancada con el clac clac clac de las sandalias... Según salgo busco a mi made, que se ha convertido en porteadora de maletas, saco el movil mientras corro (pa' vernos matao'), y según marco, levanto la vista y veo un brazo ondeando al fondo; sin pensarlo corro hacia él, si no era ella, ya la llamaría después... Luego fue mi madre quien corrió, con más tranquilidad, para que engañarnos, al baño, y esta servidora se enciende un cigarro, que dos horas y tres cuartos no es moco de pavo...

Una vez subidas al autobús respiro un poco más hondo, aunque todavía no puedo llenar los pulmones. Sin habernos dado tiempo a comprar nada para comer ni para beber, contabamos con un Aquarius del tuempo, y media botellita de agua babosa, para tooooodo el viaje, fantástico... Yo ya había mandado un sms a mi mejor amiga del colegio, con la que había quedado tras 11 años sin verla (eso fue lo que más me dolio al perder el tren, no poder verla cuando ya me había hecho a la idea), para decirle que no nos podríamos ver. Poco después de empezar a salir de la ciudad fue la primera vez que mi madre dijo: "Lo siento..." Que también os digo, bien podía haberlo dicho antes, que es una frase corta y no hubiera estado de más. Y como ya estoy acostumbrada a que no salgan las cosas como tengo previsto, abrí la reserva de emergencia de Ironía y a pasar el viaje, mientras mi madre hacía referencia positiva a mis recursos en momentos de crisis (A patadas se aprende, y a mí ya me duele el lomo de tantas, aunque parezca mentira, mi cabecita de tamaño standar alberga mucha información, recursos e ideas...).

Cuando llegamos a Estación Sur, o lo que viene siendo la estación de autobuses de Madrid, se me volvieron a saltar las lágrimas, en ésta ocasión de la risa... El autobusero comunica a los pasajeros que se ha llegado al destino, y sorprende el volumen del altavoz, pero lo que provocó la llantina fue la forma de decirlo. Hablaba tan rápido que es como si hiciera competencia a la velocidad de la luz, como entre dientes y en un dialecto parecido al castellano, pero no creo que tenga ni la misma raíz latina, increíble... No pude con menos y me desternille a carcajadas, con los ojos lagrimosos y posturas extrañas incluidas...

Allí comimos un sandwich, que entró solo, y cojimos el metro (bueno, sí, vale, nos montamos en él...), y también menos mal que tenía estudiado el mapa (lo bueno de la planificación y el poder de almacenamiento de mi cerebro), porque sino nos hubiera costado saber cómo llegar. Ahí fue donde encontramos un impedimento, las maletas son anchas, y no caben por cualquier sitio, así que tuvimos que analizar el ángulo necesario para que entrara detrás nuestro...

Después de un transbordo y muchas, muchísimas escaleras, mecánicas y no mecánicas, llegamos a Gran Vía. Otra vez juega a mi favor mi adorada orientación y el almacenamiento de información e imágenes, así que. como si estuviera allí todos los días (gracias Street View), llegamos al hotel, perdón al HOTEL, porque por lo que nos costó estaba más que fantástico, cuatro estrellas, céntrico, limpio, bonito, aire acondicionado... Y qué decir de la habitación, también con aire acondicionado, moqueta, un baño espacioso, buena iluminación... Lo único malo del hotel, la vista que nos tocó, porque la habitación daba al patio, pero a pesar de eso no era desagradable la vista, estaba muy bien cuidado, pero qué más da, si apenas ibamos a estar en la habitación, y ni que fueramos a ver el mar si nos hubiera tocado otra... (Ya que estamos vamos a hacer un poco de publicidad, que para eso me ha gustado, y el blog es mío, el Hotel se llamaba: Siete Islas, y el nombre está puesto a conciencia, ya que cada planta corresponde a una isla canaria, y cada hatitación tiene el nombre de un municipio de la isla en cuestión, la nuestra: Tenerife, en la Orotava).

Después de tirar las maletas y asearnos, fuimos a ver a una amiga, el otro evento del día, aunque éste si se pudo llevar a cabo. Nos enseñó su oficina, y tomamos un café con ella. Cuando la dejamos de nuevo en la oficina, nos pusimos manos a la obra... Comienzan las rebajas por la calle Fuencarral, con su parada obligada en el Mercado de Fuencarral. Evidentemente entramos en más tiendas, en casi todas las que vimos de bajada, pero el Mercado de Fuencarral merece, al menos, una visita. Cargamos con unas cuantas cosillas y, apesar de que allí las tiendas cierran sobre las 9, 9.30, una hora más tarde que aquí, cerramos más de una, y otras nos las encontramos ya cerradas, así que era hora de ir al hotel.

Descansamos 10 minutos y nos arreglamos y vestimos para ir a cenar. Con más sueño y cansancio que hambre, cenamos en Zahara, en Gran Vía, dimos un breve paseo y de vuelta, esta vez para acompañar a Morfeo en su mundo.

Sábado:

El día empieza ya caluroso, pero hay que moverse para hacer todo lo planificado. A las 10 de la mañana ya estabamos saliendo del hotel, y a las 10.03 en Harpo, para comprar cosillas de maquillaje (es de maquillaje profesional, con buenos precios y descuentos si pagas en metálico), y después a desayunar a Mamá Inés en la calle Hortaleza (qué rico el desayuno, mucha variedad, buen precio y mejor compañía, creo que si desayunas rodeada completamente de hombres guapos sienta mejor... Y proseguimos la ruta de tiendas... Lo bueno del hotel, además de lo anterior, es que quedaba en el medio de la zona de compras elegida, y de vez en cuando ibamos a descargar las manos y hacer un pis que otro.

A las 18 ya habíamos acabado la ruta de las tiendas imprescindibles, así que aprovechamos para dar un paseo y tomar y refrigerio en el bar con la terraza más inclinada que jamás he visto... Luego regresamos al hotel a descargar, y volvimos a salir, a pesar del dolor de pies, dolor muscular y el calor que hacía. Mira que me gusta ir de compras, pero imagináros como estaba ya, que suplicaba a mi madre que no entraramos en otra tienda más, lo cual no sirvió de nada, porque acabamos entrando en más...

Esa noche volvimos a arreglarnos y dar un paseo mientras buscabamos un sitio para cenar, en Iowa, en una de las bocacalles de Gran Vía, que como muchas otras, van a dar a la Puerta del Sol. Una larga sobremesa, y de vuelta al hotel como las niñas buenas, que había que descansar y madrugar al día siguiente.

Domingo:

No me puedo mover de la cama, me pesan hasta las pesatañas, en momentos como éstos pienso en porqué "Ir de compras" no está reconocido como deporte olímpico, porque requiere entrenamiento, puede llegar a ser considerado deporte de contacto... Da igual, tengo que levantarme quiera o no, y más vale que lo haga rapidito. Hay que hacer la maleta, prepararse, recoger todo rastro de la estancia y dejar la habitación. Menos mal que la maleta iba vacía a la ida, porque de no ser así, me habría tenido que comprar otra...

Dejamos las maletas en recepción, imaginate sino que coñazo estar con ellas cuesta arriba hasta las 20.15 que salía en tren... Y fuimos a desayunar, y dado que nos había gustado el desayuno del día anterior, y el sitio, pues repetimos en Mamá Inés, con una larga sobremesa después, que nunca viene mal compartir impresiones.

Dimos un paseo y llegamos hasta la calle Preciados, y sorpresa... Estaba todo abierto!!!!! Socorro, no podía más, ni me cabía más en la maleta, ni tenía ganas de seguir peleándome con cierta fauna que regenta las tiendas en rebajas, así que solo compre la funda para el móvil que todavía no tengo (ya os comentaré cuando llega y os hablaré sobre su historia)...

Para comer encontramos un sitio bonito en la Plaza del Carmen, Garbo de llama el restaurante, la terracita es mona, pero por dentro es muy elegante, minimalista, aparente y demás palabras aplicables. Lo malo es que se olvidaron de una pizza, la que al final no trajeron, ya qye tampoco teníamos mucho hambre, y tardaron media hora de reloj en traer el postre (foto del postre bajo estas líneas), que sí, estaba bueno, pero para ser una tarta de queso, me pareció mucho tiempo de espera. Y al traer la cuenta, yo creo que como premio de consolación por la tardanza, nos regalaron una rosa roja de tallo largo a cada una, todo un detalle a pesar de todo (y no, no se la daban a todo el mundo...).
TARTA DE QUESO

Dimos un paseo más y fuimos al hotel a recoger las maletas, e ir con tiempo a la estación, me negaba a perder un tren más... Si rodadas pesaban mucho más que a la ida, a peso para bajar las escaleras del metro, pesaban mucho más... Llegamos a la estación, tomamos algo y nos dirigimos a la Via 16 a coger el Alvia, sin prisa, pero sin pausa. Pasamos las barreras de seguridad y montamos en el tren,. no sin antes, equivocarnos de vagón, intentar echar a un chico que estaba en su plaza, creyendo que era la nuestra, sí, la misma era, pero en el vagón anterior, volviendo a colocar las maletas y echando a un chico que pensaba que era el suyo pero ya le comuniqué miu amable que no, que era el de al lado. Una vez colocado todo, me bajñe a fumar un cigarro, y mi madre preocupada, no me fuera a quedar en tierra (esto lo tengo yo más que controlado, que me conozco los trenes y los procedimientos, y hasta que los azafaifos no montan, el tren no se mueve...). Tras demostrar a mi madre que no tenía fundamento preocuparse porque me quedara en tierra, tuvimos un plácido viaje de una hora y 10 minutos.

FIN

Si has llegado hasta aquí eres un auténtico heroe, si has podido con esto, piensa que puedes con cualquier cosa...

A continuación os muestro alguna prueba gráfica de mis compras...

COMPRAS EMBOLSADAS

COMPRAS EXTENDIDAS

CONCLUSIÓN: Lo pasé muy bien, compré mucho, conocí cosas, viví auténticas aventuras, y anécdotas tengo para exportar. Eso sí, para otra vez adelanto el reloj de mi madre una hora, por si las moscas...
Muchas gracias por vuestra atención, vuestro tiempo, vuestras cervicales y vuestros ojos. Espero que, aunque sea excesivamente largo el post, lo hayas leído entero, y os haya entretenido. A continuación, en los comentarios, podeís mentar a los familiares correspondientes o llamarme lo que quieras, siempre desde el respeto...
Con ésto y un Cola Cao, hasta el próximo post... (aunque creo que os dejaré descansar unos días...).

miércoles, 8 de julio de 2009

Maravillas de la sociedad actual I

12 Pensamientos
¡No apto para estómagos muy sensibles o impresionables!


Ser mujer implica muchas cosas, unas biológicas, otras psicológicas, otras personales y otras sociales...

Está claro que la sociedad impone sus propias normas, que, aunque seamos personas independientes, originales y auténticas, hay que acatar. No por unirse al borreguismo de muchos, sino porque son cosas que, por mucho que quieras reivindicar tu individualidad, debes hacer, sobretodo en el caso de las mujeres. Una de esas cosas de las que una mujer del siglo XXI no puede escapar es de: La depilación.

Existen diferentes métodos, no voy a hacer una tesis al respecto ya que deduzco que conocéis los diferentes procedimientos, tanto hombres como mujeres, que estamos en la era de la información, hombre ya!! (De todas formas, quién desee ampliar información, que se ponga en contacto conmigo a través del e-mail, estaré encantada de informar).

He de decir que yo uso dos métodos distintos, dependiendo de la ocasión, y el tiempo de lucimiento previsto. Si me voy de vacaciones, en verano sobretodo, prefiero la cera, más que nada para olvidarme hasta la vuelta de lo que es la depilación, quitarme una cosa de la cabeza...

Si por el contrario, el periodo de lucimiento es más corto, como un día de piscina, vestir un atuendo concreto, una "noche de café", o similar, me decanto más por lo rápido, para salvar el momento, para resultados óptimos en poco tiempo y en cualquier momento y lugar, mi elemento entonces es la cuchilla.

Cada uno prefiere unos métodos, y por sus efectos son mejores unos que otros, pero también hay que analizar la situación y ver a cual de ellos podemos acceder en cada momento.

De eso va este post, de un día con prisas mañaneras, que se antoja caluroso y piensas rápido en un modelito acorde, y con la misma rapidez con la que has pensado el atuendo, te depilas con la cuchilla que "se adapta a tus curvas de mujer"... Ese es el problema, que las prisas nunca son buenas, y menos si tienes un utensilio cortante en las manos, por mucho que digan que se adapta a tus curvas y formas, no es buena idea, os lo digo yo...

Lo inevitable sucedió, la cuchilla penetró en la piel más de lo debido, sin apenas notarlo, de pensar que era un rozón corriente, a descubrir que más que un cortecillo parecía la disección de la piel de mi pierna... Un trozo de la piel se separó del resto en un segundo, sin poder remediarlo.

De pronto la consecuente hemorragia, y al ser un buen corte, abundante. Con los párpados todavía pegados y las prisas llamando a la puerta, me abastecí de lo necesario, piedra de sal (soy toda una experta en cauterizar pequeñas heridas con mi piedra maravillosa, antes de hacer nada, hay que detener la hemorragia), agua oxigenada y yodo. He de decir que la piedra de sal cauteriza, sí, por supuesto, para eso está, pero nunca había escocido así, también tengo que añadir que nunca me había hecho un corte similar, así que ni me imaginaba lo que iba a molestar.

El nivel de molestia-escozor-sufrimiento-delirio hizo que las lágrimas se me saltaran, y que diversos alaridos salieran desde la garganta. Increíble, ni que me hubiera cortado la femoral y estuviera cauterizando con un hierro candente.

Una vez resolví el escape, desinfecté, que aunque la cuchilla es mía y solo mía, nunca se sabe qué ha podido caer en ella o qué puede tener que no se vea. Pensé que ya estaría, que con el tiempo, evidentemente, se cubriría con una costra, que poco a poco iría desvelando mi nuevo trozo de piel recién nacida. Qué equivocada estaba...

Por lo visto cauterizarla y desinfectarla no era suficiente, y se infectó a la semana, tócate la... punta de la nariz. Ganas de ir al médico ninguna, así que recurrí a la sabiduría de la farmacéutica del barrio de mi yaya, ya que estaba por allí, a ver que me decía. Me tranquilizó el que no pusiera cara de espanto, ni alarmada me mandara dando botes al médico, en lugar de eso, me dió una crema antibacteriana o algo parecido para quitar la infección. Me dijo que a la semana me diera aceite de Rosa Mosqueta para que cicatrizara antes y mejor.

Así que hoy, una semana después he ido a comprarlo. Ya tiene mejor pinta mi herida de guerra bellecil, menos mal... Solo espero que el aceite rosado éste haga bien su trabajo y cicatrice pronto, al menos para que pueda disfrutar de los baños piscineros que surjan. No os muestro una foto, porque ya me parecería excesivo, y no es plan, aunque sea una forofa de las heridas, cicatrices y rasguños, será por mis estudios, menudo libro nos llevaron a clase para aprender a imitar casi todo tipo de heridas y contusiones (ese cápítulo lo dejamos pendiente, en ese de trayectoria profesional que prometí hace dos o tres post), creo que con los datos ofrecidos ya podéis imaginaros el tema...

Siento el post escatológico. Mi principal propósito era advertiros tanto a mujeres como a hombres, por qué no, del peligro de las prisas en momentos poco idóneos. Es mejor llegar tarde, que llegar con un cacho menos de uno mismo.

La belleza requiere su tiempo, su dedicación y planificación, si no puedes ponerte algo porque no está preparado tu cuerpo para ello, y el tiempo no te sobra, no lo intentes, vuelve a abrir el armario, encontrarás algo que ponerte que no implique una sesión de belleza super-express.

Por cosas como estas me cago yo en la sociedad y en la femineidad de mis piernas coño, que como un día me harte, dejo de depilarme y me cambio el nombre por Joder-Qué-Chiwuaka...


martes, 7 de julio de 2009

Personal Shopper, ¿dígame?

7 Pensamientos

Sí, lo que leéis, me he tirado a la piscina. A esa gélida agua donde el futuro es incierto, las decisiones se toman tras su razonamiento, y a veces el cloro se mete en los ojos impidiendo disfrutar del baño. Me he tirado y de cabeza, eso sí, tras hacer la digestión, ponerme el gorro y el protector solar...

Si la metáfora te parece demasiado metafórica, te lo explico...

En el post del día 26 de Junio expuse un dilema, sobre realizar o no un curso de Personal Shopper. Tras pensarlo y analizarlo, razonar hasta lo irrazonable, hablar con diferentes personas y leer vuestros comentarios, me tiré a la piscina, o lo que es lo mismo, decidí hacerlo. Así que a partir de ahora soy estudiante de Personal Shopper.
Éste mismo lunes comencé con el primer debedé y librillo. Tengo pendientes los ejercicios del módulo 1, los que haré a lo largo de ésta semana y la que viene, con algo de tiempo y concentración. Aunque uno de los primeros ejercicios que tengo que enviar a la tutora, trata de realizar una lista de tiendas y centros a los que llevaré a mis futuros clientes. Lo lógico sería que me hicieran hacer una lista de los posibles sitios a los que llevaría a un cliente, o sitios donde podría ofrecer mis servicios, y ya, para poner a pensar a mi cerebro. Pero según lo que he leído, lo que debo hacer es primero una lista de tiendas, comercios y demás donde podría encontrar colaboradores, o lo que es lo mismo, sitios dónde me hubiera presentado como Personal Shopper, que sé que tienen un buen servicio y calidad, vamos, como un contacto, y la siguiente parte es indicar dos de cada (tiendas de complementos, de ropa, boutiques, ópticas, peluquerías, etc), en las cuales desarrollaré esa profesión, aquellas que formarán parte de mi agenda de Personal Shopper...

Mi pregunta es: ¿No se supondría que lo lógico sería que esa lista de colaboradores o contactos fuera un ejercicio al final del curso? ¿No tendría que tener más conocimientos antes de que me "exijan" tener una lista de contactos? ¿Cómo pretenden que consiga esos contactos ahora mismo: "Buenos días, me llamo Joder-Qué-Estress, estoy estudiando para ser Personal Shopper, y me gustaría tenerle como contacto para los futuros servicios que pueda ofrecer cuando desarrolle mi profesión, y poder traer aquí a mis clientes, confiando en un buen servicio, ¿me da su tarjeta?"? No lo sé, no veo muy claro el procedimiento, no sé cómo actuar al respecto, es un poco hipócrita promocionarme como algo que todavía no soy...

Ya preguntaré a mi tutora cómo debo realizarlo, a ver si ella me puede dar las respuestas que preciso, porque ahora mismo estoy un poco perdida (más bien muy perdida). Al menos, si hubieran hecho un capítulo en el módulo, dedicado a la presentación a tal efecto, podría saber cómo enfocarlo y afrontarlo...

Ya os iré contando el desarrollo de mis estudios de ésta profesión... A ver que tal vá...

Finde de Compras en Madrid I

8 Pensamientos

Ya se acerca, ya casi ha llegado, no faltan ni tres días para el "Finde de Compras en Madrid..."

Ya sé que habrá gente que lea esto y no le encuentre la emoción, lo divertido, lo fantástico, lo novedoso o lo especial a ir un fin de semana a Madrid de compras, lo entiendo, hay gente a quien no le gusta ir de compras, ni se divierte yendo, lo hace con frecuencia, o simplemente, no le apasiona como a mí. Todo es respetable, por supuesto, y por tanto, me voy de compras por Madrid.

Ya está casi todo listo, billetes de Alvia, hotelito donde quería, plano de metro, plano comentado de la zona elegida con las tiendas señalizadas, lista de precios de una tienda de maquillaje profesional, encuentro especial... Ya solo falta terminar de pensar que llevaré en la maleta (la cual estreno éste finde, ;) fue el regalo de cumpleaños de mis amigos).

Igual lo del encuentro especial os ha desconcertado algo, o no, quien sabe, de todas formas os lo explico. Mi mejor amiga del colegio se fue hace 11 años a vivir a Guadalajara, y no la veo desde entonces, cuando recién mudada ella, la fui a visitar unos días (fue el primer viaje que hice sola).

Durante todos estos años hemos seguido manteniendo el contacto Guadala (llamémosle así por el momento para preservar su intimidad), bien por carta los primeros años (una gran tradición entre nosotras, aunque se me ha relajado y me debe una desde hace dos años...), por e-mail, por messenger, por mensajes, y ahora por el Tuenti.

Nos separan unos 270 Km, 11 años sin vernos y diferentes caminos, pero a pesar de ello seguimos la una en la vida de la otra, y aunque no hayamos pasado la adolescencia juntas ni compartido los últimos años, mantenemos esa conexión especial, tenemos un vínculo importante, que nos hace crecer paralelas. Pasen los años que pasen siempre formará parte de mi vida, siendo una persona muy importante en mi mundo.

Por eso mismo es un encuentro especial, porque la veré 11 años después, y podré echarle en cara que no haya venido a verme desde entonces... Sí, será una de las primeras cosas que haga tras abrazarla, reñirla, ya que me prometió que vendría a verme pronto, y ya ha pasado más de una década, igual perdió el tren por tardar en hacer la maleta, que Renfe no espera, dice que se va, y se va... Lo importante es que, aunque solo tomemos una Coca Cola rápida, podremos vernos y ponernos al día en versión ultra-rápida.

Y tras el encuentro especial, ir al hotel, tirar las cosas e irnos de COMPRAS... Tenemos la tarde del viernes y el sábado entero. El domingo volveremos a casa por la tarde, para no llegar tampoco muy tarde, que sino no hay quien nos levante el lunes (de todas formas, si alguien se entera de que éste domingo abren las tiendas en Madrid, que me lo comunique, por favor...).
Tengo ganas ya, de ir de compras, de cambiar de aires, aunque solo sea un fin de semana, de encontrar cosas nuevas, de poner a prueba mi maravillosa orientación (va en serio, tengo una orientación muy buena, no era irónico, de verdad, no pongas esa cara, no te miento, cuando quieras te lo demuestro...), de pasear por la noche madrileña, de recorrer calles por las que pasé hace más de cuatro años en una visita relámpago con la clase, de pasar tiempo con mi mamá, conocer cosas, tener nuevas anécdotas, vivir experiencias diferentes...

Ya os contaré como fue el fin de semana y con qué adquisiciones volví, (e incluso subiré fotos de ellas si os portáis bien) intentaré que sea el domingo, aunque no prometo nada, por si acaso, que me conozco... Espero que vuestro fin de semana también sea diferente y especial.
Con esto y un Cola Cao, hasta el próximo post...

viernes, 26 de junio de 2009

Me pone una de dilema, por favor...

10 Pensamientos
Eso es lo que me trae, entre otros (incluida mi gran culpa por la ausencia), al blog de nuevo.

Un dilema, que tampoco es tan dilema, se trata de un o un NO. Pero que tonterías, siempre se trata de un o un NO, ¿no crees? Los dilemas siempre tienen dos posibles respuestas, decir que , o decir que NO, simple y llanamente.

Podemos pasarnos horas, días, semanas, meses, e incluso años buscando la decisión correcta, sopesando una gran lista de pros y contras, todo ello para decantarnos por un monosílabo, dos letras que juntas significan mucho, para bien y para mal, tanto que pueden llegar a cambiarnos la vida, y modificar el camino por el que andamos.

¿Mi dilema? Como ya sabes, me encantan las compras, tener un estilo particular y propio, que pulo cada día, tengo bastante buen gusto con la ropa, no me suelo equivocar si regalo ropa a alguien... Pues bien, hace unas semanas leí en una revista que existía un curso de Personal Shopper, en un centro que, por mis estudios anteriores (eso lo trataré en otro post, de trayectoria profesional...), sé que tiene mucho nombre, prestigio y calidad, y por eso me llamó más la atención.

No es que esté pensando dejar mi trabajo, para nada. Y tampoco tiene nada que ver con el desarrollo de mi profesión. Pero es algo que me gusta y me llama la atención, algo más que, aunque no lo use, pueda poner en el currículum, que diga algo de mí, que me haga creer que he hecho algo en la vida, lo cual se me reduce a lo que aparece en el currículum, porque muchas veces me parece que no he hecho nada, que han pasado los años y yo me he quedado agazapada dentro de una urna de cristal, viendo lo que pasaba fuera, sin dejar marca en ello, algo que me entretenga...

Puedes pensar: "Si tanto lo deseas/necesitas, ¿porqué no lo haces?" Bien, buena pregunta... Mi falta de decisión, principalmente, es económica. No es que tenga un alto coste, ya que tiene una buena oferta, sino que en ésta época de problemas económicos, me da miedo arriesgarme, gastar ese dinero, y que el día de mañana me haga falta por algo realmente importante. Ahora me vienen varios gastos, como pagar el seguro médico, las vacaciones, lo que me gastaré dentro de dos semanas (me voy a Madrid el finde de compras, pero eso lo cuento en otro...), y los demás gastos habituales...

Realmente no sé que decisión tomar, tampoco sé si seré constante... Tengo esos "malditos" monosílabos atascados en la garganta, esperando a que alguno de los dos gane al otro, salga y se pronuncie...

Quería hablarlo con una de las voces de mi conciencia, mi madre, pero me siento como relegada a un tercer plano, puede que en parte sea mi culpa, por haberle demostrado mi independencia y madurez a lo largo de los años, superior a otras, y por eso igual obvia un poco más mis problemas de decisión, confiando, supongo, en que tomaré la decisión correcta, pero me hace falta ese puntito de atención que se dispersa en todas direcciones, dejando solo un leve rastro en mi dirección... Veré si puedo lograr captar su atención...

¿Qué harías tú? Ayudame a tomar una decisión, ¡por favor!

viernes, 5 de junio de 2009

Cumpleaños Feliz

11 Pensamientos

Hace 23 años nació una niñita morena a las 10:30 de la mañana...

Esa niñita tuvo una infancia feliz, disfrutó de cada momento, de sus aventuras y de sus familiares y amigos. Pasó momentos malos, pero también muchos buenos. Los recuerdos de esa niñita, en sus primeros pasos por este mundo de lobos, son alegres y familiares.

Año tras año se hacía más mayor y adquiría experiencia en la vida. Aprendiendo cosas nuevas cada día, aunque eso no ha cambiado, ya que aprovecha cada nuevo conocimiento que roza su aura, riendo ante las adversidades y haciéndose más fuerte cada día.

Se fue haciendo adulta (que no adultera), como es normal, y sus aventuras en la vida fueron cambiando e intensificándose, haciendo de ella toda una mujer. Con sus cosas buenas y también sus cosas malas, fue forjando un carácter que hace de ella un ser único e impredecible.

Una géminis en toda regla, con su dualidad latente en cada acto y acción que realiza y en la que se ve envuelta. Con una locura sana que hace que el momento más aburrido pueda resultar el más interesante. Analítica, prudente, irónica, divertida, cariñosa, maniática del orden, perfeccionista, inteligente, pragmática, imaginativa, perezosa, responsable, soñadora, realista...

Esa pequeña niñita géminis cumple hoy 23 años.
Esa pequeña niñita géminis soy yo...

Muchas gracias a todos los que han estado a mi lado durante estos 23 años, la gente que me ha apoyado, la que me ha hecho madurar, la que me ha enseñado cosas de una manera u otra, la que me ha dedicado una sonrisa, la que me ha secado las lágrimas, la que me ha provocado carjacadas, la que me ha mirado de una forma especial, la que ha hecho de mí la persona que soy ahora, con los pros y los contras, ¡¡GRACIAS!!

jueves, 4 de junio de 2009

Ironía concentrada...

8 Pensamientos
Sé que hacía mucho que no escribía nada, y que algunos pensabaís que había desaparecido, pero por el momento no tengo ese plan en mente, así que parece que vuelvo a la carga. Mil millones de veces prometí cosas que no pude cumplir, y una de ellas, actualizar el blog con más frecuencia, lo siento.

Agradezco a la gente que ha preguntado por mí y mi ausencia, tranquilos, sigo aquí, no me han abducido los alienígenas, ni me he mudado a Siberia, ni he sufrido un ataque de amnesia, ni me han raptado, y mucho menos quitado las ganas de contar cosas, pero ya sabéis, hay cosas que se van dejando, y dejando, y dejando... y acabas por relegarlo a un eterno segundo puesto...

Hoy escribo, por varios motivos, uno de ellos, porque he leido algo que me ha dejado sin palabras, solo han salido de mi boca unas "interjecciones similares a una risa muda espasmódica" (está claro, ¿verdad?). El blog suelo "utilizarlo" (no sé porqué me suena tan mal eso...) para contar las cosas que envuelven mi entorno, pero hoy contaré algo que está algo más lejos, aunque no por ello es menos influyente en mi vida.

Estaba trabajando, bueno vale, haciendo una parada para leer 20minutos.es, esa gran fuente de información, y he encontrado un artículo curioso, relacionado con la "preservación del lince por parte de la Iglesia"... A continuación os pongo un extracto del texto, sacado directamente del blog padre, para que podáis leerlo entero, si os apetece, con solo pulsar aquí:

Hace un tiempo la Iglesia católica lanzó una campaña en la que se decía que se protegía más al lince ibérico que a los niños, pues saben una cosa, tenían razón. Y es que vivimos en una sociedad en la que los menores suelen estar desprotegidos y faltos de cariño. Afortunadamente, existen instituciones eclesiásticas que se encargan de darles el amor y la educación que necesitan.

Un ejemplo a seguir son algunos
orfanatos y escuelas irlandesas donde a ningún niño le faltaba el cariño de un cura. Allí los religiosos, en lugar de dar clases colectivas e impersonales, de esas que suelen desmotivar al alumnado, aplicaban lo que se suele llamar atención personalizada.

Buscaban lugares más íntimos para mimarlos y abrazarlos, quizás también para desnudarlos y demostrarles que dios nos ha hecho a su imagen y semejanza. Se dejaban de libros y clases teóricas para pasar a la práctica, que es lo que de verdad vale en la vida. Y en esa intimidad les explicaban las razones por las que dios prohíbe el condón: ¿Verdad niño que el sabor no es el mismo?

Ha sido, al menos de lo que he leido hasta el momento, la opinión más irónica... No hablamos de ideologías, ni creencias, sino del reconocimiento a la libertad, el derecho a elegir, que las cosas queden en el sitio que pertenecen, y las decisiones las puedan tomar las personas a las que afecta.
Es "gratis" opinar; imponer, debería ser "ilegal". No me parece de ley que organismos se crean con el derecho de la palabra única, verdadera y absoluta...

Ahora sois libres de opinar sobre el post, del tema del que trata, o de lo que gustéis. Este blog está libre de censura. La libertad de expresión es un derecho innegable, y no seré yo quien lo coarte...

Por que las ideas abran puertas y ventanas con energía, prudencia y consciencia, sin romper cerraduras ni cristales con violencia... (Lo que me ha salido así en un momento, ejem...)

Buen jueves a todos.

miércoles, 13 de mayo de 2009

13 de Mayo, San Pedro Regalado...

10 Pensamientos


Hoy es San Pedro Regalado, sí queridos lectores, patrón (o algo) de Valladolid.


Hoy es fiesta en estas tierras castellanas, fiesta, aunque no para todos. Aquí estoy yo, trabajando en San Pedro Regalado, hay que ver... Esto se debe, más que nada, a que la empresa atiende a gente a nivel nacional, y casi nadie de Valladolid, así que, por mucho que es fiesta local, nos toca currar a algunas, que Txispas se ha librado, que fallos más tontos cometo, ejem...

Sé que solo es fiesta local, pero la actividad real de la empresa hoy es como la de un domingo, no llama ni Rita, no hay jaleo, y da pena estar desaprovechando horas de sueño, relax y tumbing.

La calle está vacía, pasan pocos individuos por aquí, cosa poco usual en estos lares. El autobús estaba vacío, solo cinco personas y el autobusero, evidentemente, me ha acompañado en el viaje. Los coches que transitaban a las 9:45 de la mañana eran la décima parte de lo normal. Un silencio festivo inunda la ciudad, no hay una voz más alta que otra, ni niños saliendo del cole al recreo, ni atascos, ni jaleo en la calle, ni pitidos de coches, una paz inmensa que, a la vez que agradecer en cierta medida, da rabia estar viéndola a esas horas de la mañana, dadas las circunstancias. La gente duerme, descansa, ve la tele, lee un libro, navega por Internet, y yo, de camino al trabajo, con la marca de las sábanas todavía tatuada en la cara, no hay justicia...

Si bien es lógico que no me guste trabajar los festivos, en "estos" en que parece que el mundo está en un día diferente al que vives tú, da más rabia, sentir que todos los que tienen algo que ver con tu negocio, con quienes trabajas o a quien atiendes, estén de fiesta, por el poco "solicitamiento" de cualquier cosa, y tú estés en la oficina mirando como una arañita baja por la ventana, es un nuevo tipo de tortura...

Estamos en San Pedro Regalado trabajando, y quizás pienses que nos están regalando "tranquilidad" por ello, pero lo dudo enormemente la verdad, esas cosas no pasan, es más bien un castigo por los problemillas que ha habido en el trabajo recientemente, al menos esa impresión me da... Sniff.

Ya que me he quejado por tener que "dar el callo" hoy, aprovecho para hacer otra queja, pero esta dirigida al ayuntamiento de ésta, nuestra querida ciudad...

Por regla general, todos los años, vamos, desde que tengo uso de razón, el autobús en San Pedro Regalado, ha sido gratuito, en parte esa era la gracia, por lo de "Regalado"... La cosa es que el azar ha hecho que este año, el primer 13 de Mayo que trabajo en toda mi vida, el autobús deje de ser gratuito... ¿Mola eh?

Esta mañana me he dirigido al bus, con prisa, como de costumbre, y cuando ha abierto la puerta, he subido, y, con gran disimulo, esperado unos segundos a que me diera el billete gratuito, pero me he percatado de la cara del señor conductor y deducido que el pasaje de hoy, me tocaría pagarlo igual que ayer, e igual que mañana. No me digáis que no parece que el azar me ha hecho una jugarreta, que día más injusto...

A continuación os dejo un poco de la historia de San Pedro Regalado, por eso de culturizar a las masas, como me gusta que me culturicen a mí, la información está sacada de aquí:

Nació en la vallisoletana Calle de las Platerías. En 1403 entra en el Convento de San Francisco a pocos metros de su casa natal. Con tan sólo quince años, ya acompañaba en sus viajes a fray Pedro de Villacreces, fervoroso franciscano que además de fundar el monasterio de La Salceda en Tendilla, impuso la estricta observancia en la regla. En uno de ellos, alcanzaron La Aguilera (Burgos) con la intención de fundar un nuevo convento que renovase la Orden franciscana.

En La Aguilera se dedicará Pedro Regalado a las más diversas labores, destacando el cuidado de los pobres. Fue ordenado sacerdote a los veintidós años y a los veinticinco acompaña de nuevo a fray Pedro de Villacreces, ésta vez a El Abrojo (Laguna de Duero, en la provincia de Valladolid) para fundar otro convento, donde debido a su fama de santo será consultado con frecuencia por miembros de la nobleza.

Al fallecer fray Pedro de Villacreces en Peñafiel en 1422, Pedro Regalado fue puesto al frente de los conventos reformados a la estricta observancia. Su fama de santidad fue creciendo de forma rápida, llegando a atribuirsele episodios de bilocación y se extendió incluso después de su muerte tanto entre el pueblo como entre las clases poderosas, llegando a visitar su tumba en el Santuario de la Aguilera la reina Isabel la Católica.Fue canonizado en 1746 por Benedicto XIV y ese año se le declaró patrón de Valladolid. Su fiesta se celebra el 13 de mayo.

En nuestra ciudad se erigio el 13 de mayo de 2004 (día de su festividad), una estatua en la Plaza de El Salvador, obra en bronce del escultor Miguel García Delgado.

Feliz San Pedro Regalado, a ver si a vosotros os regalan algo, porque está claro que el patrón también está en crisis, y que no tiene ni para el autobús...

viernes, 8 de mayo de 2009

Nieva sin cesar...

6 Pensamientos
Sí, está nevando, ¿increíble verdad?

Sé que no ha salido en las noticias, no ha provocado atascos, retenciones ni accidentes, pero es cierto. Ya va haciendo calor, y se nota, progresivamente, la llega de la primavera, pero nieva.

Cuando llegan estas fechas, en las que el sol empieza a calentar, el suelo arde ligeramente, las glándulas sudoríparas trabajan más, sacamos la ropa de verano del armario, encienden los aparatos de aire acondicionado en los establecimientos y en el autobús (achíst...), empezamos a pensar en las vacaciones de verano y las terrazas invaden las aceras, nieva sin cesar...

Es una nieve peculiar, que viene provocada por el cambio de estación, es la señal de que la primavera ha llegado. Esa nieve no es fría, ni se derrite, ni moja la ropa, no hace que te resbales, ni que te encojas de frío, no cancela vuelos, ni viajes, esa nieve es especial, que cae incluso cuando la cota de nieve, según el meteosat, está en 3000m y estamos a 500m si llega.

En el momento en el que el sol comienza la ascensión por los cielos, el calor comienza a apretar y la gente transita por la calle, comienza a nevar, y de qué manera. Caen cantidad de "copos", que, con ayuda de la ligera brisa que corre, hacen que invadan toda la ciudad.

Esa nieve es muy conocida en estas fechas, igual todavía no sabes a que nieve me refiero, si es así, ya mismo te lo digo, esa nieve es: El Polen.

Esos esponjosos copos de polen, que invaden las aceras y cunetas de la cuidad, que recorren cada lugar como si de una plaga se tratara, no respetan nada, entran por las ventanas, por las puertas, por las rendijas, se pegan en la ropa, invaden nuestros ojos, boca, nariz, e incluso orejas, fabricando un fastidio de niveles nucleares. Por no hablar de las alergias que provoca.

Vas por la calle, en dirección a cualquier sitio, y ahí están ellos, esos copos viajeros, metiéndose por la nariz, provocando estornudos al rozarla, irritando los ojos con su simple presencia, atacándo si vas en dirección contraria al aire, metiéndose en la boca, raspando la garganta, dificultando la respiración...

Mis queridos amigos los árboles, en concreto los Chopos... Sé que nos hacen un gran favor purificando el aire, sujetando la tierra, y demás, a parte del bonito efecto que hacen, pero podrían taparlos o algo en estas fechas, ¿no?

¿Porqué tengo que aguantar que me vayan polinizando cuando voy por la calle? Así, sin presentarse antes, sin saber nada de él, o más bien de ella, y ¿qué le digo a mi madre? ¿Que me dejo polinizar allá donde voy? Como sería eso:

- Mamá, tengo que decirte algo, el otro día cuando salí del trabajo, y... esto... de camino al autobús, pues yo... bueno... no yo sino... esto... pues que... bueno... que ¡¡¡¡me han polinizado!!!!...

No sé como se lo tomaría la verdad... Sería todo un shock, aunque mirándolo por el lado bueno, podría tenerlo y abandonarlo en un parque, que no es ilegal, ni inmoral, ni perjudicial ni nada por el estilo, encima que colaboro con el medio ambiente plantando árbolitos...

En fin, que nieve que nieve... Feliz fin de semana a todos.

Mensaje en el asfalto

5 Pensamientos


Todos los días recorro el mismo camino en bus, y no una, sino cuatro veces, pasando siempre por la misma calle.

Los viajes en bus, aunque no duren mucho, siempre me han parecido largos. Estás "encerrada" en un vehículo lleno de desconocidos. La gente mira por las ventanas, escucha las conversaciones ajenas, observa a los pasajeros intentando imaginar cual es su historia, hacen listas en la cabeza, planifican el día, leen el periódico o un libro, escuchan música, se duermen...

Recorro calles aburridas, plagadas de coches, árboles, comercios, gente... Todo mientras viajo con gente que no conozco, pero no por ello me intrigan menos. No puedes evitar hacer una pasada visual a los viajeros, es un acto reflejo, supongo que es por si conoces a alguien, pero una vez echado el vistazo, siempre hay alguien que te llama la atención, no hay un patrón fijo, un simple "algo" basta para llamar tu atención y dar tarea a tu imaginación, elucubrando sobre la vida de esa persona, a qué se dedica, qué es lo que piensa, dónde se dirige...

Mientras escucho música en la PDA a todo volumen, examino el entorno en el que me ha tocado embarcarme en este viaje, algunas veces además voy leyendo y mirando el paisaje para no pasarme de parada, pero esas veces que te da por mirar por la ventana, sin un sentido fijo más que evitar las miradas encontradas de los pasajeros, observas pequeños detalles, un niño con una amplia sonrisa saltando de baldosa en baldosa, el ama de casa sacudiendo el plumero por la ventana, un pájaro que sigue al autobús, los edificios...

Ayer pasé por la misma calle, de nuevo, y observé algo nuevo, algo que no había percibido en un año de recorrer el mismo camino. Puede que estuviera más receptiva, más observadora, o que se debiera a pura casualidad. Un desgastado mensaje escrito en el asfalto me llamó la atención, pensaba que sería alguna indicación vial casi borrada, pero enfoque y apliqué la visión invertida de mi retina (vamos, leí al revés...) y pude leer completo el mensaje.

El mensaje era escueto, aunque amplio, conciso, aunque completo, gamberro, aunque romántico, desgastado, aunque vivaz en su espíritu, feo, aunque hermoso, sencillo, aunque complejo... Escrito en el carril izquierdo de la calzada, en pintura blanca ensuciada y desgastada por el paso de los coches, dirigido hacia el segundo torreón de una parcela... El mensaje: TE AMO.

En ese momento se me acumularon los pensamientos, ¿quién lo habría escrito? ¿Para quién iría dirigido? ¿Sería una declaración de amor? ¿Quizás una forma más de demostrar el amor que ya le entregaba? ¿O una forma de recuperar algo perdido y pedir perdón? ¿Cómo resultaría la historia? ¿Qué se le pasó por la cabeza a quién lo escribió para hacerlo?... Cientos de preguntas y curiosidades.

Me sentía como en la muestra de un episodio piloto de una serie, la cual acaban por no emitir, y la historia que han comenzado ellos, la tienes que terminar imaginándola tú. Sí, me he interesado por un mensaje escrito en el asfalto, es extraño, pero hace que mi imaginación vuele, ilustrándome con las posibles variantes de la historia...

Desde entonces, cada vez que paso por ahí, leo el escrito de nuevo, imaginando nuevas posibilidades...

¿No os gustaría abrir la ventana por la maña, y leer una frase similar dedicada a vosotros escrita en el asfalto? Aaahhhhh... (suspiro...).

martes, 28 de abril de 2009

Meme Carteril...

9 Pensamientos
Pues eso, que va de carteras...

La cartera, al igual que el bolso, es un sello de identidad. Todos llevamos cosas similares, coincidimos en muchas de ellas, pero otras... Esas otras son lo que nos distingue, son como una huella dactilar en el mundo carteril...

Todo poseedor de una cartera lleva en ella lo más típico tipiquísimo, pero también transporta cosas que son únicas, poco usuales y en algunos casos extrañas. ¿Qué llevas tú en la cartera?

Yo lo que llevo es lo siguiente (en los bajos podéis ver la foto de mi susodicha cartera):

- Money, como es lógico, más o menos cantidad, dependiendo del día de la semana, y de lo que vaya a hacer.

- DNI, por eso de ir identificada...

- Tarjeta de débito, of course, de los 40 del Principio, imprescindible.

- Tarjetas sanitarias, de la Seguridad Social, y la del seguro privado, que, ahora que me doy cuenta, me caduca este mes y no me han mandado la nueva, hijos de...

- Tarjeta de Donante de Sangre, vergüenza debería darme, que hace que no dono que ni me acuerdo...

- Tarjeta Doblecero, por eso de acumular y acumular sin razón...

- Tarjeta WOW Card, de Woman's Secret, también de acumular, pero al menos de ésta saco algo más de rendimiento, vamos, que la uso más (no es culpa mía que me gusten las braguitas y los sujes bonitos, no?).

- Tarjeta de Springfield, otra más para acumular. Esta me da menos de sí.

- Tarjeta de Yves Rocher, puntos y más puntos para conseguir un rimel de ojos, o más puntos...

- Tarjeta del Mercadona, es muy cómoda, una maravilla.

- Tarjeta de descuento de los juguetes que compré en Navidades para mi sobrinito y los videojuegos de la family, que me ha caducado sin usarla.

- Tarjeta del Día, no es que me guste este super, pero la anterior oficina estaba al lado de un super de esos malostiados y me la saqué por los descuentos, ejem...

- Un descuento para una tienda cara de ropa rara, que caducará en la cartera, a no ser que ya haya caducado...

- Vale por una sesión de maquillaje en MAC, para que me maquille una compañera de clase del ciclo, que a ver si gasto pronto...

- Una moneda de Port Aventura, que viene siendo como un €uro, pero para las máquinas recreativas de allí, para evitar problemas de robos... Cambiamos un €uro por la moneda, por la gracia del recuerdo.

- 4 Puntos para un regalito en el Restaurante Asiático del barrio, que estarán ahí hasta que acumulemos más, porque con esos puntos creo que regalan media goma de pelo fabricada con condones reutilizados...

- Millones de descuentos de restaurantes de comida rápida, no es un orgullo tenerlos, pero como suelo ser la encargada de guardar todo este tipo de cosas cuándo nos las dan, pues al saco, digo a la cartera...

- Entradas de cine usadas y descuentos para la próxima vez.

- Tickets viejos que me traen recuerdos, a los que casi no se les ve la tintada, pero que aún así, no tiro.

- Tarjetas de visita de la empresa, y las que me van dando, hay que hacer contactos, nunca se sabe quién te puede ayudar el día de mañana en algo...

- Justificantes de las recargas del bonobus, unas cuatro o cinco. Intento hacer una estadística de gastos autobuseros, pero antes de hacerla, acabo tirando los viejos... El bonobus no le llevo en la cartera más que el fin de semana, el resto de la semana se pasa de un bolsillo de vaquero a otro.

- Calendarios de este año, y por supuesto, del pasado, por eso del recuerdo de los días pasados...

- Fotocopia del DNI de mi mamá, por si es preciso para algún papeleo, sobre todo en Correos.

- Primitiva y Euromillones, las plantillas y los justificantes, solo el de la semana en juego, los que no valen, a la basura, que dan malas vibraciones. También el listado con los pagos efectuados y por quién (jugamos entre cinco personas, para que no hubiera líos con las rotaciones, pasó a encargarse una sola persona todas las veces, y por la idea aportada, me tocó).

- Fotos de mis personas cercanas, de las que he conseguido fotos, y alguna mía, por si me olvido de mi cara algún día...

- Algún post-it con pequeñas notas que voy metiendo en la cartera y me olvido de ellas, con ideas, canciones, películas, temas, planes, listas...

- El teléfono de Mejor Amigo apuntado en un papel, por si se me muere la PDA, poder localizar a alguien, ya que solo me sé el móvil de mi mamá, lo siento por los demás, pero la memoria no me da para más cifras...

- Un trocito de papel, por si me encuentro con mi alma gemela y quiero escribirle mi teléfono en un papel rosa furcia...


Como está claro, o eso creo, soy una enamorada de las carteras grandes, que a mí lo pequeño no me hace nada... de servicio me refiero... que no sé como usarlo vamos...

El meme se lo mangué a Txispas, pero también The Inner Girl lo tiene, aunque no descarto que esté en algún post más...

¿Qué os ha parecido? ¿Creéis que llevo muchas cosas? ¿Qué llevas tú?



¡¡Volví!!

3 Pensamientos

Cierto, cierto, ¡¡Volví!!

He vuelto a la blogsfera... esto de tener una, digamos, responsabilidad más, me estresa un poco. No me arrepiento de haber comenzado el blog, sino todo lo contrario. Disfruto escribiendo post tanto cortos, como hiperlargos, para que engañarnos, de vuestros comentarios y de vuestras cosas, las que leo cuando puedo en los respectivos blogs, de poder expresarme y de hacer visitas guiadas por mis pensamientos. El inconveniente, es que es algo que da trabajo y no siempre le puedes dedicar todo el tiempo que te gustaría.

El mayor obstáculo no es la falta de ganas ni de inspiración, sino la falta de tiempo que poder dedicar, y no precisamente porque te hayas buscado un nuevo hobby, sino porque tu vida cotidiana, no te permite darle ese tiempo necesario para poder disfrutar de la blogsfera.

Así que intentaré cumplir lo que hace algún tiempo planeé hacer en épocas de escasez de tiempo, dedicar un post para microideas, exponer canciones que me gustan, videoclips... Y de esa manera mantener el movimiento bloguero sin gastar más tiempo del que se cuenta.

Pues eso, que lo sepáis, nuevo propósito, escribir con más frecuencia... A ver si lo consigo...

domingo, 19 de abril de 2009

¡¡¡Cumpleaños Feliz Txispas!!!

8 Pensamientos

¡Cumpleaños feliz! ¡Feliz 20 de Abril!

Aunque sea la mayor, para mí es la peque, por razones métricas más que nada. Siempre ha estado ahí, para hacerme sonreír, pensar, reflexionar, madurar, soñar, y también llorar, porqué no.

Con su rol de hermana mayor muy asumido, la protección, y en más de una ocasión, sobreprotección, el cariño, la paciencia, las palabras de ánimo, la comprensión, los consejos, las regañinas, los guiños, las aventuras compartidas, anécdotas recordadas...

Esta pequeña hermana mayor, nacida hace algunos años en un hospital de la ciudad, disfrutó de su niñez con sus papás, con juegos de todo tipo, imaginación y risas. Un día pidió una hermanita y llegué yo, desde entonces se convirtió en Hermana Mayor. Con 7 añitos de diferencia, compartimos juegos durante mucho tiempo, no importaba el juego, solo pasarlo bien, desarrollar la imaginación y compartir momentos.

A medida que pasaban los años, se hacía más mayor (no, no me he quedado calva al pensarlo...), y también más rebelde y distante. Su adolescencia fue así, llena de actos de rebeldía, protestas, pensamientos de incomprensión y pasotismo. Unos años duros para todos...

Su deseo más ferviente era la independencia, y no la de ningún país, sino la suya. No ha sido dada a acatar las normas impuestas, porque no las creyó necesarias. De espíritu rebelde, al cabo de los años, supo contenerse un poco y aceptar algunas cosas como eran.

Su adolescencia incontrolable, poco a poco se vió transformada, aunque el verdadero cambio lo dió al conocer a Tengo Trabajo Nuevo, que ha sido el único que ha osado a domarla, bueno, a intentarlo... Y con los años se ha dulcificado y tranquilizado. El tener el amor en su vida, y desde hace menos, otro más pequeño, fruto del primero, ha ayudado mucho a ese cambio significativo. El amor y la maternidad la han convertido en una persona más cercana, más cariñosa y comprensiva.

Y, a día de hoy, ya con algunos añitos más, tiene lo que nunca encontró antes, y siente las cosas de otra manera. Ya no es su rebeldía la que impera en su vida, las prioridades han cambiado de orden y se han añadido nuevas. Su vena rebelde sigue latente, pero sabe como calmarla, aunque a veces salte y la posea...

Pues sí, la "pequeña" Txispas cumple hoy añitos, alguno que otro... Que sea ella la que afronte la cifra y la indique si quiere...

Y por ello, estas líneas dedicadas a su persona...

Espero que hoy sea un gran día, seguido de otros muchos días maravillosos, que la felicidad te visite y los sueños se hagan realidad.

Feliz cumpleaños Txispas, Te Quiero Mucho.

martes, 14 de abril de 2009

Mi prima la de Cuenca...

16 Pensamientos

Hoy he recibido visita, mi prima la de Cuenca ha venido a verme...

La aprecio, pero cuando viene se comporta como una verdadera hija de p**a, aunque me avisa, y sé más o menos cuándo va a llegar, me suele sorprender traicioneramente.

Es una arpía, me fastidia planes, me agota, hasta hace que me cambie el humor, es insoportable...

Lo nuestro es una relación de amor odio. La conocí cuando yo tenía unos 9 ó 10 años, un día al volver de una excursión con la familia. Se presentó sin avisar, la muy rastrera, ni espera a que la inviten, aunque a mi madre le faltó saltar de alegría, llamó a toda la familia para anunciar su visita. Me tuvo toda una semana recluida en casa, haciéndome plantearme muchas cosas, haciendo que me sintiera mal, era una pesada... Tras esa primera visita, en la que pasé una de las mayores vergüenzas de toda mi vida, desapareció, y estuve sin tener noticias de ella durante un año. Cuando volvió yo ya salía por ahí, con mis amigos y esas cosas, y además, siendo verano, íbamos a la piscina. Pocas veces me he sentido tan observada sin que nadie se fijara realmente en mí, pero ella tan tranquila, con sus planes hechos y sin pedirme permiso u opinión.

Su visita se alargó un poco, pero cuando decidió irse lo hizo con ganas. Me pase muchos años viéndola de año en año, a veces solo tardaba cuatro meses en verla, pero no me avisaba ni me ayudaba en nada, solo daba el coñazo en los peores momentos.

Un año, llevaba sin visitarme meses, y sin decir ni "mú", llegó y se plantó donde estábamos trabajando mi hermana y yo ese verano, fatídico verano más bien. Se aprovechó de mí y de mi cortesía, quedándose una semanita entera a gastos pagados.

No supe más de ella hasta el año siguiente, también verano, la muy hija de p**a llegó el día antes de irme de vacaciones por primera vez con mis amigos. No son cosas que asuma muy bien, que me cambien los planes y encima a última hora, me repatea los estómagos (los cinco...), pero que encima lo hiciera esa vez y ella... Menudo viajecito, no dio mucha guerra la verdad, pero aún así, molestó.

Desapareció repentinamente, y pasé un largo tiempo sin que me visitara, pero eso no podía seguir así, era una incertidumbre constante... ¿Vendría hoy, mañana, pasado...? Tras pensarlo y reflexionar, dos años después tomé las riendas de esa relación maldita. Dije que sería yo quien decidiría, lo máximo posible, cuándo vendría a verme, día arriba, día abajo, la hija de la gran p**a. Solo tenía que esperar a que volviera de nuevo, para tomar las riendas de una vez por todas y concertarle las visitas.

Fue así cuando, en unas fiestas de la ciudad de ese mismo año, se presentó... Ja ja ja, ella no lo sabía, pero no volvería a jugármela de esa manera. Pasé una de las semanas más agotadoras, cansadas y dolorosas de ese año, pero conseguí ponerla firme y cantarle las cuarenta.

A día de hoy me viene a visitar, cada mes, se ha vuelto muy cariñosa y familiar, me tiene algo de cariño, pero sé cuándo lo va a hacer, y esa sensación de pseudo control me maravilla. Me sigue amargando muchas de las veces cuando viene, sobretodo los primeros días, pero es algo que hay que asumir, es así, ella es así.

Dentro del odio que la siento, y ella a mí, sino no se explica lo que me hace sufrir, la aprecio y he aprendido a convivir con ella cuando viene. Es más, preciso de su visita, me da buenas noticias y me siento, a pesar de todo, completa y bien. Aunque a veces le guste tomarme el pelo, ponerme nerviosa y hacerme reflexionar, cuando decide retrasar su visita y no viene el día esperado, ni al siguiente, ni al siguiente... Pero siempre acaba apareciendo, la muy hija de p**a. Que haría yo sin ella... (¿ser feliz? Noooo, preocuparme...).

Que maravilloso es recibir su visita, tomar los Ibuprofeno que exige algunas de las veces que viene, tomarte las cosas de otra manera, desde un enfoque más, no sé, comunista (lo pillas, ¿eh eh?).

Que sea bienvenida mi prima la de Cuenca, ¡¡¡un gran aplauso para ella!!! Maldita hija de p**a...

Lo que daría yo por un cambio de sexo una vez al mes....


PD: Siento el grafismo de la foto, pero no he encontrado una más idónea que ésta... Mis disculpas ;)