jueves, 19 de febrero de 2009

Carnavales con prisas



Ya llegan los carnavales... ¡Bien!

Bueno, tanto como bien... Es extraño eso de los carnavales, una fiesta en la que nadie es quien dice ser. Por ejemplo, te encuentras con un hombre disfrazado de superheroe, ahí ya hay un problema, te está mintiendo, ese hombre no es super, y mucho menos heroe. Solo que quiere que lo creas, te intenta engañar, y realmente ¿qué es el carnaval sino una fiesta basada en mentir sobre quién es cada uno?

Hay gente que pasa el año pensando en el próximo carnaval, de qué se disfrazará, que complementos usará, dónde conseguirá lo que necesita, etc, y hay que reconocer que, gracias a gente así, tan entregada a los carnavales, se ven auténticas obras de arte por la calle en estas fechas.

En cambio, hay otra gente, que dos días antes decide que quiere disfrazarse... Esa panda de desalmados que no son nada previsores y acaban poniéndose encima lo primero que pillan... Gentuza... Entre ellos, ¡yo! Sí, lo admito, hace unas horas hemos decidido, mis amigos y yo, el disfraz de éste año.

Me habían informado de varias opciones, entre ellas ir de: Mimo (no le acabo de ver la gracia a los mimos la verdad), de Egipcios (por lo que más quieras, estamos en Febrero, y esto es Castilla, no el trópico, hace frío) y mi mejor opción, de Clero (monja, fraile, etc, cosa que teniendo en cuenta mi opinión del clero, no era ni mucho menos lo que se me hubiera ocurrido). Me llamaron por la tarde para ver si se me ocurría alguna cosa (indubable, of course), y hombre, puede que se me ocurriera algo con más tiempo, pero el momento elegido por mis adoradas amistades ha sido media hora antes de mi salida del trabajo, estando ocupada, cansada, con la imaginación bastante agotada, y encima con prisas, pues NO, no se me ocurría nada. Esas cosas se miran con tiempo leñe, que hay que tener las ideas claras para no acabar haciendo más el ridículo, más de lo asumido.

A la media hora de llegar a casa, llamada, el corresponsal de la fiesta del disfraz al aparato. [Hago aquí un inciso para comunicar mi emoción por las llamadas a trescientos... Sí, esas que empiezan cuando una persona llama a otra, y acaban hablando todas las personas que están con la que llama, y al final no te enteras de nada, con el que tiene el teléfono de corresponsal, con el corre, ve y dile. Es algo con lo que no puedo, pero eso ya lo trataremos más adelante en otro post.] Entre las interferencias electromagnéticas y las humanas (entiéndase por toda la gente queriendo hablar a la vez), pues no hay forma de enterarse de nada. Llega un momento en el que parece que comienzan a respetar los turnos para hablar y me comentan lo nuevo que han visto, y me proponen dos ideas, ya que la tercera la retiran nada más decirla. ¿Las opciones actuales? Podemos ir de Diablos, de Brujas o de Trogloditas (este último fue del que se arrepintieron, y casi que mejor, ¿Castilla en Febrero, recuerdas?). Después de una descripción de cada atributo de los respectivos disfraces, me comunican que han pensado que:

"Las chicas vayáis de Brujas (qué típico, ¿no?) y nosotros de Diablos (por lo del rabo lo dirán)".

Pues... Sinceramente, para no acabar hasta el mismísimo piercing de la nariz, acepto la idea. Si no lo hubiera hecho se me echaría luego en cara que me quejo y no doy ideas, pero son cosas que pasan cuando te llaman para preguntarte cuando estás trabajando, que NO PUEDES, pero bueno, cosas de la vida...

En definitiva, el sábado vagaré por la ciudad disfrazada de Bruja, (oye, no pienses eso, que no lo soy!), con un gorro, una escoba y el pelo cardado, y haré como los demás, mentiré descaradamente haciéndome pasar por alguien que no soy. No puedo ni imaginar como quedará eso, cuatro Brujas y dos Diablos, ¿cómico no? Lo más cómico de eso son las pruebas gráficas que se puedan llegar a tomar a lo largo de la aventura carnavalera.

Todo un reto asumir la personalidad de otra persona, sobre todo cuando no te sientes identificado con el personaje y eso de hacer el ridículo si no soy yo quién decide el momento, no lo llevo muy bien... Pero siempre existe la oportunidad de adquirir nuevos registros en la interpretación de nuestras vidas. Me lo tomaré como un reto, y veré a ver si hechizo a algún superheroe, que no sea super, y mucho menos heroe...

14 comentarios:

  1. Pueeees, pensándolo bien, no te va mal el disfraz, lo único es que eres una bruja buena, así que más te vale que te ligues a un super héroe que quiero un cuñado
    ¡¡¡¡ YA !!!

    Besotes, guapa, me voy a la cama de una vez que tengo-trabajo-nuevo se ha debido de dormir, ya no protesta... jajaja

    ResponderEliminar
  2. Yo todavía tengo que acabar los rituales de belleza, que me he liado escribiendo y buscando cosillas y me ha volado el tiempo, para la próxima cierro la ventana, que con el aire pasa lo que pasa...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. hola!!! creo que me perdí la inauguración, pero me iré pasando por aquí a ver qué tal te va quedando el piso, vale?;)
    Un besito...

    ResponderEliminar
  4. Cuandomequieras: No pasa nada, ya habrá más ocasiones para los canapés. Ya sabes, alguila una habitación siempre que quieras...

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ... y yo que venía por si había sobrado algo... jo.

    ResponderEliminar
  6. Uff, no puedo, no puedo...
    Acabo de llegar del psicólogo, leo tu blog el primero (por aquello de la novedad), y me he quedado agotado, sin fuerzas para leer el resto.
    ¡Qué verborrea, dios mío!. Yo estoy mayor para esto.

    Un beso.

    PD.- No sabía nada de los canapés. Supongo que no habrá a estas alturas, pero por si acaso, y si no están ya en mal estado, mándame uno ¿vale?.

    ResponderEliminar
  7. Alguien me dijo una vez:

    "Todas las mujeres son unas brujas. Fiate sólo de la que lo reconozca". Y mira... he conocido grandes brujas que me han llevado lejos

    En cuanto a mi y los disfraces, lo tengo más fácil. En halloween y carnaval son los únicos días que puedo ir sin ningún tipo de máscara sin llamar la atención

    Besooooos

    ResponderEliminar
  8. por cierto... yo... ni super, ni heroe ni medio normal.

    :*

    ResponderEliminar
  9. Yo iría de zombi, que mola un montón y no hace falta rayarse con el atuendo, sólo con el maquillaje y con algún que otro elemento ornamental del tipo mano-plástico-ensangrentada, de los que se puede encontrar a decenas en las tiendas de disfraces por 2 euros. La última vez que me disfracé hace ya tantos años... Aquí no se celebran los carnavales. Y aquello fue una fiesta privada. De vampiresas íbamos... qué risa con los p*** colmillos...

    ResponderEliminar
  10. Este año el disfraz que se lleva es el de cobrador del frac, o si no el de "crisis", que como nadie sabe quien es el culpable es polifacético.

    ResponderEliminar
  11. Yo me estrenaré esta noche en el carnaval de la capital. Como el tema de este año son las invasiones piráticas, pues... ¿qué disfraz crees que voy a llevar? Original, original... tachán... ¡de corsario! Y aunque no hace mucho frío es ideal: camisa de manga larga (permite llevar un jersey finito debajo), pantalón, botas y chaleco. Por supuesto, que no falte el sombrero... jeje. Espero que mi prima me lo preste, porque la verdad es que no tengo ninguno. Que te diviertas mucho, mucho.

    ResponderEliminar
  12. Txispas: Ya sabes, estaban tan ricos que los que saqué se acabaron, ya haré más. Besitos.

    Quierodormir: Bueno, esto lo hago, en gran parte, para ahorrarme yo el psicólogo, de ahí que salgan incesantes las palabras por mis manos... Tampoco lo calificaría de verborrea... En cuanto a los canapés, tenía congelados algunos, si quieres los descongelo y te los mando. Besos.

    Eingel: Eso de que todas las mujeres somos unas brujas... Ejem, puede, solo que hay mucha bruja mala, y poca bruja buena, como yo, jejejeje. Yo pensé simplemente en cambiarme la goma, pero quería algo más radical, jejeje. Ni super, ni heroe, ni medio normal?? Ya me explicarás quién eres tu entonces, jejeje. Besos.

    Sil: Esta claro que el maquillaje dice mucho y es, también dependiendo de que disfraz, lo que más hay que currar. Eso está claro, lo barato, para lo que es, nos vale y nos sobra. Si! Algo incómodos los colmillos, no?

    Ralph: Ese le pensamos el otro día, que hubiera sido mejor, más actual, jejejeje, aunque igual hubieramos encontrado cobradores del frac a patadas. Ahora que lo pienso, bien pude ir de "Bruja de la Crisis" jejejeje.

    Raquel: De todas formas, ese es un disfraz que nunca pasa de moda, siempre está bien visto y puedes añadir cosas nuevas. Espero que lo pasaras bien. Besos.

    ResponderEliminar
  13. soy simplemente un angelito... aunque solo de nombre xDDDD

    Besoooos

    ResponderEliminar
  14. Jejejejejejejeje. Vale... No me has aclarado nada, jejejeje.

    Besos.

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...