viernes, 27 de febrero de 2009

Página en blanco


Está claro que no hay nada más "aterrador" para alguien que disfruta de la escritura, que una página en blanco y demasiadas ideas en la cabeza, o la falta de ellas más bien.

¿Conocéis la sensación? Te sientas frente al ordenador, miras el correo electrónico, respondes los mails decentes, lees los blogs frecuentes, comentas en ellos y decides escribir un nuevo post.

Aquí comienza la aventura. Abres tu blog, y con la hoja en blanco empiezas a vagar por tu mente, buscando una idea, un concepto, algo digno de contar...

Tras un rato, nada... La página sigue en blanco, y ya con la desesperación a flor de piel. Decides levantarte un momento, dar algunos pasos por la habitación, hurgando en tu mente, buscando alguna anécdota, alguna historia, alguna odisea, algo, lo que sea, necesitas escribir, y bien te da lo mismo hablar de la reproducción del chipirón pirenaico, que del aborto de la gallina, solo quieres algo con lo que entretenerte y que pueda entretener a los demás.

Pasa el rato... ¿nada? No puede ser que no pase nada por mi mente, algo tiene que estar esperando a ser escrito, aunque sea de relleno, da igual, por pequeño o ínfimo que sea, algo tiene que rellenar esta linda cabecita, ¿pero el qué?

Empiezas buscando un título, a ver si con unas breves palabras, encuentras un tema del que hablar, escribes palabras sueltas, sin concordancia, a ver si tu mente las va enlazando y formando una idea clara. Pero después de llenar una hoja con palabras sueltas, no encuentras nada que te motive.

Tras ver tu despliegue de vocabulario, el cual es inútil es este momento, analizas que las palabras que han tecleado tus dedos, no te inspiran nada, ninguna sensación, ni alegría, ni pena, ni indignación, ni euforia, ni pasión, nada...

Solo te queda admitir tu derrota, asumir que hoy no es el día, cerrar la página y ponerte a hacer cualquier cosa que no requiera de tu destreza literaria. Ya se te ocurrirá algo en el autobús, en la calle, comprando en el super, de camino al trabajo, duchándote, o en cualquier otro momento en el que no puedas anotar el concepto o desarrollarlo...

Ya volverán la inspiración y los ríos de ideas...

Con esto y un Cola Cao, hasta el próximo post...
(Mier**, ahora se me ocurre algo de lo que escribir...)

12 comentarios:

  1. jajajaja eso pasa muy a menudo...
    pues nada apúntatelo y escríbelo cuanto antes o se te volverá a olvidar.


    bignae: http://www.blackplanet.com/BigNae/

    ese resultado dió google junto a otros pocos más, jejeje, no tenía ganas de pensar

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, apuntado está. Aunque hoy me he encontrado algo parecido el la rutilla bloguera.

    Por cierto, por mucho que me pueda interesar la vida de esta "Female", en Columbus, Ohio, creo que no lo leeré, jejejeje.

    ResponderEliminar
  3. yo llevo años con la pagina en blanco... pero hay modos

    empiezas escribiendo algo que realmente no te gusta, pero se acerca a la idea que tu tienes. Borras y reescribes la frase dos o tres veces, hasta que encuentras un punto por el que continuar. Con mas o menos dificultad, dependiendo del dia... vas escribiendo, hasta que llegas a un final del que no estás muy convencido

    Relees... y te das cuenta que no tiene nada que ver con la idea original

    Y es que la musa tiene ideas propias

    Besoooooos unknuin (nuin desconocido)

    ResponderEliminar
  4. Y digo yo...

    Si no tienes nada qué decir, ¿ por qué te sientes en la obligación de tener que escribir un post?

    ¿No es mejor escribir sólo cuando realmente tienes algo que contar?

    Yo sólo pregunto.

    Un besín

    ResponderEliminar
  5. no es tan facil... hay muchas cosas que contar, pero se embrollan en la mente y salen con muuuuucha dificultad

    ResponderEliminar
  6. Yo he tenido esa sensación miles de veces, y esa sensación me deja una sin sazón, que no me permite comer pescado.
    Un beso
    Rampy.
    ps. gracias por tu visita a mi blog

    ResponderEliminar
  7. Bueno, pero aunque fuera sobre esto… algo has escrito, no??

    A mí alguna vez me ha ocurrido… pero lo más normal es que vaya apuntando ideas en libretas… siempre tengo alguna a mano. Aunque luego no utilice esa idea o se transforme en algo muy distinto…

    Pocas veces me pongo frente al ordenador, sin tenerlo escrito previamente.

    Un besooo y muchas gracias por pasar por mi blog. Nos leemos!!

    ResponderEliminar
  8. Tiene usté un premio raro en mi blog...


    defeuti: fea tu madre leñe, será faltón!

    ResponderEliminar
  9. lo malo es cuando te asaltan cientos de ideas para escribir en lugares en que no tienes cómo escribir (sin boli, sin papel, obviamente sin ordenador...) y procuras que no se te vaya la idea, que siga la inspiración hasta llegar a casa, que no se me olvide este puntito estupendo que me ha dado... Por supuesto, llegas a casa y todo se ha evaporado: ni idea, ni inspiración, ni puntito. Ooogghhh...
    Cosas de la vida.
    Un besote, y gracias por hacerte seguiroda de mi blog!!

    ResponderEliminar
  10. Eingel: Sí, es lo que hago muchas veces, escribo poco a poco, releo y veo que todo lo que he escrito, es insufruble, reescribo, y así hasta que lo veo bien y acabo convencida, pero no por ello dejo de perder el miedo a la hoja en blanco. Besos.

    Quierodormir:No es que no tenga nada que decir, igual tengo muchas cosas que contar, pero lo que no se es como hacerlo. Las ideas las tengo agolpadas en la mente, pero no quieren salir, o las palabras no son las que habías pensado... Besos.

    Rampy: No te permite comer pescado?? jejejejeje. La verdad es que se pasa mal con el síndrome de la página en blanco. De nada. Gracias a tí por tu visita ;).

    Acoolgirl: Sí, eso esta claro, que consegui escribir sobre la necesidad de contar algo, y la imposiblilidad de hacerlo con una hoja en blanco, menos es nada, jejeje. Lo de la libreta es buena idea, pero a veces se te ocurre algo, y no sabes como plasmarlo en el papel. Gracias a tí por pasarte por aquí. Nos leemos entonces. Besos.

    Txispas: Creo que eso de los regalitos me está dejando de gustar... Me gustaría más un Cola Cao de regalo, un Sugus, un Tuno... Bueno, me pasaré a por ello, a ver que es.

    Cuandomequieras: Conozco esa sensación, las mejores ideas, o frases se me ocurren en el peor momento y al final caen en el olvido de mi mente, si están ahí, ya saldrán algún día, digo yo... De nada, tu blog y tú os lo merecéis. Besos.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    Pues sí, me ha pasado ésto montones de veces... pero cuanto más me ofusco y trato de encontrar inspiración, más lejos estoy de conseguirlo :P

    Al final siempre opto por relajarme, dejar de pensar y limitarme a observar detenidamente el mundo que me rodea: siempre termina por suceder algo que me inspire.

    Un besote y encantada de conocerte!

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...