domingo, 15 de marzo de 2009

Fiesta de Pijama: Desenlace


¡Ya está! Pasó la Fiesta de Pijama.

He de decir que no me la imaginaba así, tengo la manía implícita de imaginar todo, sea lo que sea, lo visualizo, y esta vez no iba a ser menos. Tenía dos opciones en mente, la buena y la mala. La buena sería algo más bien idílico, divertido, gracioso, lleno de anécdotas originales... Y la mala, que sería todo lo contrario, aburrido, soporífero, digno de olvidar...

Tengo que estar contenta (podría haber sido peor), el resultado fue una mezcla de ambas, ni tan bueno por desgracia, ni tan malo por fortuna. Sea como fuere, lo relato a continuación:

19:30h - Salgo de casa, dirección a casa de Mejor Amigo.

19:35h - Llego a casa de Mejor Amigo (vive lejos, ¿eh?). Mientras esperamos a que se termine de cocinar el super-mega-buenísimo bizcocho, él empaqueta los enseres y yo hablo con P.

20:05h - Acabado de cocinar el super-mega-buenísmo bizcocho, y el nene de empaquetar, nos dirigimos los tres a Mercadona, a realizar la compra de supervivencia (como para tres semanas...).

20:45h - Después de numerosas vueltas y llenado de diversas cestas, nos montamos en "La Loli" (coche de P.), y vamos para casa.

20:55h - Llegada a casa y organización de toda la compra, admiraciones de lo bestias que somos comprando comida. Todavía a la espera de que llegaran las otras dos invitadas, vamos preparando cosas.

21:15h - Llega una de las invitadas tardonas. Seguimos preparando la cena. Volviéndome loca con el típico "¿Qué voy haciendo?".
21:25h - Llega la última, la más tardona de todos. Seguimos con la cena (Ensalada, Patatas Fritas y Burritos de pollo y carne picada). Se llena la cocina, imposibilitando la movilidad (no es que sea una micro cocina, pero no está hecha para que la habiten tres cocineros y dos "mirandas").
22:15h - Parece que ya vamos acabando. "Sugiero" a los que están de miranda, que vayan poniendo la mesa, por eso de no comer en el suelo, más que nada.
22:30h - Nos ponemos a empacharnos, digo a cenar... Todo muy bueno, felicitaciones a los cocineros (me auto-beso en gratificación conjunta por la parte que me toca), silencios masticados.
23:15h - Parece que ya no nos cabe más en el cuerpo. Se me ocurre la vaga idea de llamar a algunos vecinos para que se acaben lo que ha sobrado, pero solo el hecho de tener que levantarme, me borra la idea de la cabeza. Pero hay que recoger, es hora del postre. Bizcocho super-mega-buenísimo y natillas.

23:35h - Mi querido amigo P. vuelve a insistirme en que le haga las cejas (no se puede ni comer...), y cuando la ingesta de alimentos me lo permite, me levanto a por los bártulos. Tras alguna queja de dolor (lo siento, te jodes, la belleza duele...), me he desecho de todos los pelillos antiestéticos que habitaban cerca de sus órbitas oculares.

23:45h - Hora del mojito, mmmm. Preparado con el Ron Brugal que me trajo Txispas de Punta Cana, que ya me estaba cogiendo polvo en la estantería.



00:20h - Propongo jugar al Monopoly (y eso que no me gusta) solo por ver si así se me animan. Me secundan dos, pero las otras dos prefieren Wii. Lo pensamos, y nos decantamos por la Wii, vamos a ver como andan nuestros cerebros, ¿cuánta lucidez mental se puede tener tras esa comilona? Pues parece que no afectó.

04:50h - Los cerebros, aunque muy inteligentes, empiezan a estar cansados de tantas preguntas, así que decidimos cambiar de juego, algo más activo. Y como solo una persona propone juego, pues acabo poniendo el Wii Fit (dí que sí, después de la comilona que nos hemos pegado, vamos a pesarnos, para que nos riña la Wii Balance Board...)

05:10h - Tras una profunda depresión, la Wii me ha dicho que mi "Edad Wii Fit" es de 38 años (¿cómo le indico a la máquina que son las 5 de la mañana, que no he dormido, que me he levantado pronto, y que, que coño, que he perdido práctica?), recibo ánimos de mis amigos, realmente, me da bastante igual lo que piense de mí una maquina... Al menos yo tengo cara... Ejem.

05:20h - Tras innumerables lamentos de sueño de L., estoy a punto de estallar y mandarla a dormir subida en la copa de un abeto. Pero me contengo, respiro, vuelvo a respirar, miro a mi Mejor Amigo, y vuelvo a respirar. (Rápido, piensa alternativas.... ¡Ya lo tengo!). Lo que se me ocurre es que, ya que hay dos con sueño, y que la zona de "acampada" era el salón, dónde estábamos todos, propongo que los que no queremos dormir, vayamos a la habitación a ver alguna peli. Parece que se acepta mi propuesta.

05:30h- Los tres supervivientes nos acomodamos en la cama, dispuestos a ver la peli. La seleccionada es "Siete Almas" (las ganas que tenía de ver esta peli y no pillaba el momento, madre-mía-qué-peliculón...). Una película de las que te hacen pensar, hilando las escenas y que esperan el momento clave para darte las pistas que te faltan para unir piezas y comprender la historia, bufffh, que lagrimones madre (y qué Will Smtih, por Google, tengo yo un hombre así y no se que NO le haría...).

06:30h - Pedazo peliculón... Me quedo petrificada mirando los créditos, todavía pensando en todo lo acontecido en la peli, las lágrimas resbalando por las mejillas y mi Mejor Amigo mirándome con cara de "Si es que siempre te pasa lo mismo...". La comentamos, analizamos y asimilamos.

07:05h - Sufrimos una baja en la resistencia "Fiestera". Mi Mejor Amigo intentará dormir algo, que le espera un largo día. La superviviente A. y yo decidimos ver otra peli, para matar el tiempo. Esta vez la seleccionada es "Super Hero Movie" (joder-que-mala-por-amor-de-Google). A parte de un principio eterno, en el cual me río por una bobada, y además muy triste, comienza el desastre, digo la película. Un pelín pasada la mitad del bodrio, los párpados se me van resbalando (será del peso de éstos, después de todo lo ingerido, en algún lado se tiene que acumular, y ¿porqué no ahí?), y voy dando cabezadas de cuando en cuando, despertando en el momento justo, cuando salen los créditos (¿acaso desprenden unos rayos Gamma que nos hace despertarnos en ese justo momento?).

08:15h - Voy a intentarlo, a ver si soy capaz de mantener una conversación fluida con A. antes de caer redonda por el borde de la cama. ¡Sí! Parece que lo voy logrando... Sigue hablando, no pares, no pares, sigue, sigue...

09:00h - Mi Mejor amigo y P. abordan la habitación, con cara de zombies. Besitos mañaneros y puesta al día de la conversación, risas y llantos de sueño (los mios...).

09:30h - Decidimos despertar a la marmota, digo a L. En fila india nos dirigimos a ello. Después de varios intentos, lo conseguimos. Una vez lograda la hazaña, la nena, usease yo, se dispone a recoger el alboroto doméstico.

09:50h - Parece que está decente, cada cosa en su sitio, fregado lo de última hora, recogida de deshechos, cierre de bolsas, colocación de mobiliario, ventilación y perfumado del hábitat, seguido del cálculo de las costas "cenales y picoteras" del día. Dicen de ir a desayunar fuera, yo muy dormida y cómoda en casa, me ofrezco a hacerles el desayuno, pero prefieren que nos dé el aire y vayamos a un bar (bueno, vale, de acuerdo...). Acicalamiento post-fiesta (joder que cara, que pelos, que cuerpo...).

10:05h - Salimos de casa con todo el equipaje (bueno, yo no, porque me parecía bobada hacer una bolsa para ir a tomar un Cola Cao...), montamos en el coche y pa'lante.

10:10h -Llegamos al bar, y la camarera se sorprende de vernos tan pronto, piensa que venimos de estar de bares (te aseguro que si acabara de llegar de estar de bares no tendría esta cara, que no tendría estos pelo, y que no tendría estas pintas de moribunda). A mí lo que me sorprende que no me haya quedado dormida en el trayecto... Pedimos el desayuno y nos "clavamos" en una mesa. Tras risas, Cola Cao, tostadas (empujadas dentro de la boca, que no sé para qué me pido un desayuno completo si no tengo hambre...), zumos y cigarros.

11:30h - La verdad, por más que me es grata su compañía, ahora mismo prefiero la compañía de mis dos almohadones de 60x60 y la comodidad de mi cama, ¡no puedo más!

11:40h - Comentarios vagos de bajar al mercadillo (si bueno, ¿y qué más?), la cual fue declinada al instante... Parece que ya movemos el "ass" en dirección a casa (¡BIEN!). El cielo de P. me lleva a casa, y según subo y veo mi cama, me entra como un cosquilleo en el estómago, por los nervios, porque hacía mucho que no la tenía así de dispuesta, de colocadita, de necesitada de compañía... Pero, ya que he cogido el periódico, tendré que leérmelo, ¿verdad?.

12:30h - Ya vale por hoy, se me cae la cabeza entre los gazapos del periódico, voy a acabar con un bonito tatuaje en la cara con la columna más soporífera de todo el repertorio.

13:58h - ¡Coño! Me he quedado dormida... Bueno, pues ya siendo la hora que es pues... casi que como ¿no? (Si, por lo visto había un huequito libre...). Y ya que estamos despiertas, mis toneladas de sueño y yo, pues decido ponerme a escribir esto, no sin antes hacer un repaso por otros blogs...

La verdad es que no ha estado mal del todo, pero creo que no entendieron el concepto de Fiesta de Pijama (bueno, lo de pijama si lo pillaron...). Qué se le va a hacer, igual es la falta de costumbre, igual he perdido mi toque, igual estamos mayores, igual no era el día adecuado, igual, igual... Bueno va, que no me puedo quejar, podría haber salido peor...

Con esto y un (no, ahora no me apetece) sueño, hasta el próximo post.

PD: La maquetación es un fiasco, me está dando un poco por la oreja el editor de textos, así que así se queda. Siento el desorden, pero mi agilidad informática está dormida (que afortunada ella...).

PD2: Sé que es largo el post, pero si a tí te ha costado leerlo, imagínate a mí escribirlo en esta situación...

5 comentarios:

  1. genial!, después de todo parece que ha estado bastante bien, ya esas esquiroles que se querían ir... que se hubieran ido... desde luego no se puede con esa gente, ains que trauma. Por el amor de google... jajajaja, buenísimo desde luego.

    Si, era largo, pero no importa, en menos trocito no podrías haber contado tanto.

    Besotes y mañana nos vemos, que se me acabaron las vacaciones, bua, bua bua bua bua

    ResponderEliminar
  2. Pues si, bastante bien. Aunque ahora estoy pagando las consecuencias, me estoy cayendo encima del teclado, al final parto la mesa con la cabeza, jejejeje. Creo que me voy a acostar en nada. Al menos la tocawebs que yo me temía y con la que me sujetaba la coleta no fue ¡bien! Luego vendrá quejándose... Eso pensé yo, que no lo podía reducir más, y menos en esta situación somnolienta. Besitos nena, JA JA JA JA (risa malvada) mañana te veo, JA JA JA JA (más risa malvada, mucho más malvada todavía).

    ResponderEliminar
  3. Vayamos por partes... primero, largo, no me ha parecido largo, y no ha sido una juerga tipo universitaria americana, pero bueno... asi por lo menos tenias casa despues. Y yo prefiero estas veladas.

    Treinta y ocho años a las cinco de la mañana y dos toneladas de burritos en el cuerpo no me parece una barbaridad... al contrario, me parece que estas en mejor formaa que yo

    Y eso de "joder que cara, que pelos, que cuerpo..." seguro que estaria de acuerdo... madremia madremia como estarias (arf)

    El desayuno final... para mi la mejor idea seria un chocolate con churros, pero entonces la camarera confirmaria sus sospechas de noche de juerga barera.

    En fin... que parece que el cansancio no acaba con tu arte para escribir palabrosmegalargos paraquenonosenteremos de nada...

    Besoooooooos (apuesto a que has tenido que poner el palabro de verificacion tres veces... sulphays)

    ResponderEliminar
  4. bueno, si, podría haber sido mucho peor... has pasado el tiempo con quien te apetecía, no? aunque se hayan dormido un poco... Venga, la próxima será mejor, mujer!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Eingel: Algo largo si que era, pero agradezco que no te lo pareciera. Lo de la fiesta universitaria americas, ya tengo recuerdos de una que se me fue de las manos, aunque todo se pudo arreglar y nadie se enteró, pero también prefiero las veladas tranquilas.
    Jejejejejeje, pero es duro que una máquina te sume 16 años de más, porque a "ella" se lo parece, es algo, humillante...
    pues si, la cara de sueño, los pelos, a pesar de haberme peinado, no me esmeré en gran medida y el cuerpo, con un empacho considerable, pero la sonrisa no faltó, jejejeje, estaba monísima, jejeje, como para una foto.
    Me quedo con el Cola Cao, que me sienta mejor.
    Los palabros megalargos siempre están ahí, esté cansada o no, lo que puede mermar un poco es la inspiración, pero limitándome a contar lo que pasó, no necesito tener que pensar las palabras, pero no creo que sean paeaquenoosentereis de nada, ¿no te enteras de lo que cuento?
    Besos.

    Cuandomequieras: Si, podía haber sido peor, no me puedo quejar, dentro de lo que cabe, pero tienes razón, al no ir la tocawebs, estuve más relajada y disfruté más. Tendré que hacer una para dentro de unos meses, jejeje. Besos.

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...