domingo, 15 de marzo de 2009

Tres años "tomando café"...

Está bien "tomar café", y tener con quién tomarlo...

Alguien con quien poder compartir unas horas, y que llene algunos vacíos emocionales, que por el momento no se han podido cubrir. Alguien que sienta la misma necesidad de "tomar café" que tú. Alguien que, de vez en cuando, y de una manera o de otra, te haga sentir completa, aunque solo sea por unas horas nada más. Alguien al que llamar solo para "tomar café" y que él te llame solo para lo mismo.

Bien claro tengo que me gustaría poder tener a alguien con quien poder hacer más cosas que "tomar café", pero por el momento no hay ningún candidato. Y una tiene necesidades que tiene que satisfacer. La necesidad de una caricia, de un abrazo, de una sonrisa pícara o de una mirada provocativa... Son cosas que consigo, y él de mí, de R, mi amigo de "tomar café".

Ya va para tres años que nos conocimos (de hecho creo que ya han pasado) una fría noche de invierno. Quedamos en una calle cercana a mi casa, por la cosa de los nervios, preferí llegar con tiempo, lo justo para llegar antes. Lo que no preví fue que fuera a llegar tarde, y se me helara mi lindo culo en la calle. Entre la espera interminable, los nervios de conocer a alguien con quien has hablado por Internet, y el miedo al plantón, hacía que mi nivel de estress llegara a cotas insospechadas.

Al final llegó, tarde, pero llegó, que no es poco. Dimos una vuelta, yendo de bar en bar, hablando y conociéndonos. Fuimos a parar a un bar que conocía hacía poco, y ahí surgió la chispa. Una mirada penetrante, quieta, esperando el momento. Un beso que, aunque deseado, resultó totalmente inesperado y sorprendente. Un escalofrío recorrió mi espalda. No pensé que fuera a pasar, aunque fantaseara con ello.

Besos, besos y más besos. Cada uno más bueno que el anterior. Unos pasionales, otros sencillos, otros dulces, otros lascivos... Un gran abanico de besos pasó aquella noche por mis labios. Una larga despedida y la promesa de volver a quedar muy pronto...

Fuimos quedando de vez en cuando, y cada vez se repetían esos besos. Poco a poco, como es lógico, el nivel de confianza aumentaba, y con ello las cosas compartidas... Cada vez que nos veíamos, él sacaba esa parte de mí que, aunque conozco a la perfección, no se tienen muchas oportunidades de mostrar y desarrollar.

No quedamos con demasiada frecuencia, pero cuando lo hacemos, disfrutamos del tiempo que compartimos. Me gusta quedar con él a "tomar café", sé que solo es para eso, pero es una cosa que de él he asumido, aunque también te digo que no soy capaz de "tomar café" con cualquiera. Lo hago con R porque me ha dado la confianza para ello, porque hemos compartido muchas cosas, porque se ha preocupado por mí... No "tomo café" con el primero que me lo propone, de echo, es algo que tiene que trabajarse quien sea, porque yo lo valgo...

Mis amigos saben lo que comparto con R, pero no todos lo aprueban. La verdad es que no le veo el problema, si el quiere y yo también ¿porqué no hacerlo? Lo que pasa es que, las personas que no están de acuerdo, y se permiten criticar cada vez que quedo con él, no ven las cosas como yo, y como lo ve, por ejemplo, mi Mejor Amigo. No lo ven como una satisfacción de necesidades, sino como un caso error, de lo que, por lo visto, me voy a arrepentir. No voy a negar que, en ciertas ocasiones, algunas actitudes, comentarios o acciones, me han dado que pensar, y me han confundido. Dándome a entender que quizás, el "trato" que tenemos, podría estar variando. Y mis comeduras de cabeza me he llevado, berrinches, imaginaciones... Pero tras pasar por eso y pensarlo fríamente, está claro que R solo me puede ofrecer lo que me ofrece, "tomar café" de vez en cuando. Sé que no quiero otra cosa con él, porque no puede ofrecerme todo lo que quiero, por ello el "trato" sigue, somos lo que somos, nada más. Aunque esas personas que cuestionan y critican no lo ven como yo, no ven necesarias ciertas cosas, no sienten esa necesidad, y ¿sabes porqué es mayormente? ¡Porque ya tienen cubiertas todas las necesidades que les puedan surgir!

Seguiré quedando a "tomar café" con él. Porque, muchas veces, me aporta más tranquilidad y mejor sensación R, que esas que critican lo que no entienden, y básicamente, porque me da la real gana.

Y con más razón le haré un hueco en mi agenda si tiene más días como el del viernes. Que ya pensaba que estaba soñando. Dándome mimos sin pedirlos, robándome un beso sin previo aviso, mirándome con esos ojos que hablan, acariciándome con esa ternura que pocas veces he visto, con sentimiento, todo lo que hizo lo hizo un cariño, inédito en él, dejando un poco de lado la pasión eufórica y disfrutando del momento dulce que compartíamos. Sacando a relucir esa pequeña vergüenza, que aflora de ciento en viento, que tan pronto me saca de quicio como me vuelve loca.

Fue un buen viernes, bonito, dulce, "romántico", íntimo y tierno. No daba crédito a su actitud. Y, a pesar de irse antes de lo que yo quisiera, para variar, mereció la pena. Hacía mucho tiempo que no me daban un abrazo, un beso de buenas noches, y me arropaban de esa manera tan deliciosamente dulce, de echo, no recuerdo otras ocasiones similares...

Todavía me quedan cursillos por darle, no todo puede ser perfecto y maravilloso, pero haré el esfuerzo con él.

Mientras no haya alguien que sirva para todo, siempre me quedará el poder llamar a R para "tomar café"...

11 comentarios:

  1. No conozco los detalles, pero parece algo bonito lo que tienes con R.

    Un beso.
    Y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es algo "diferente", el tener claras las reglas no quiere decir que no se puedan sentir las cosas, al menos durante unas horas, como las quisieras con otra persona (creo que me he liado, no se si me he explicado, jeje). Sí es bonito, tiene detalles preciosos, pero le puede más la pasión que la ternura, pero no está nada mal una muestra de ella por su parte de vez en cuando. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Aisss... pues oye, disfrútalo mientras puedas. Es bonito tener también complicidad de esta forma, que en la vida no todo es blanco o negro.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. La Rizos: Eso intento, jejeje. Pues sí, el gris tiene su puntillo también, jejeje. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hasta que llegue el momento de "desayunar", "tomar café" es una maravillosa opción, siempre y cuándo las reglas estén claritas por ambas partes y os hagáis daño uno al otro. Me alegro por tí, aunque no sé si estoy-ocupada-date-prisa debiera leer este post, creo que sería "demasiada información", de la "pequeña de la casa", jajaja.

    ResponderEliminar
  6. Las reglas están claras, sabemos a qué jugamos, y lo hacemos los dos. ¿Desayuno? Mejor "Desayuno en la cama" ¿no? jejejejejeje, por pedir.

    La verdad es que lo estuve pensando, deliberé durante la sesión de belleza del día, y llegué a la conclusión de que: la pequeña de la casa cumple en tres meses 23 años, estoy-ocupada-date-prisa no es tonta, imagino que se imagine cosas, y por último, pero no menos importante, es mi blog,y escribo lo que me sale de dentro, así que decidí escribirlo. Si pregunta contestaré. Es lo único que puedo hacer. Aunque sea la pequeña, también tengo una vida, unas experiencias, unas relaciones, y esas cosas varias que conlleva el ser humano. Besitos ;)

    ResponderEliminar
  7. :) los que no entienden estas cosas es porque normalmente tienen sus necesidades cubiertas (o no se atreve)

    yo es que no alcanzo ni a quedar a tomar café, tengo que calentarme el agua en el microondas... pero en fin, todo se andará

    Si la relación está clara, no tiene ningún problema, al menos para mi. Disfruta y felicidades.



    Besooooos

    ResponderEliminar
  8. Lo que digan o piensen... pásatelo por el forro, nena. Cada uno sabe (o debe saber) lo que hace con su vida, y sobre todo con sus "cafés". Y más si, como dices, lo tenéis LOS DOS todo clarito y no hay equívocos.
    Yo también tuve algunos amigos de tomar café (antes de "volverme buena") y son impagables. Disfruta!!!

    ResponderEliminar
  9. Eingel: Eso está claro. Y conociéndolas, estoy segura de que no se atreverían, primero a reconocer las necesidades, y segundo a buscar remedio, el puritanismo practicante no es lo mio...
    ¿Calentarte el agua en el microondas? Jejejejejejejejejejeje. Todo es proponerselo, y encontrar con quien "tomar café", algien que busque de ti, lo que tú de ese alguien. Muchas gracias, no dudes que la disfrutaré ;). Besos.

    Cuandomequieras: Eso está claro, yo sé lo que quiero obtener, y mientras lo encuentro, "uso" lo que tengo a mano, y el lo mismo. Las cosas están claras, y somos adultos. Me puede interesar saber diferentes puntos de vista, pero no me convencerán de su actitud "tradicional".
    Yo estoy esperando a "volverme buena", mientras, disfruto "tomando café", y si, son impagables... Muchas gracias. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Guapa, te entiendo perfectamente, ese cosquilleo que se siente antes de "tomar el café" saber lo que pasará "o no". Ayssssssssssss aquellos tiempos disfrutadosssssssssss.

    No hagas caso de lo que digan, lo importante es que tú seas feliz.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Postit: Si, es un cosquilleo raro, de incertidumbre, emoción, nervios, euforia... Está genial que las cosas puedan ser imprevisibles. Lo disfrutaré todo lo que pueda. Besos.

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...