miércoles, 29 de junio de 2011

Bodas y bodorrios



Hoy he quedado con mi amiga, que hacía unas semanas que no la veía. Me ha pedido un favor, que la acompañe a Tiedra a "nosequésitio".

Os pongo rápidamente en antecedentes, porque sino nos vamos a volver todos locos. Mi amiga sale con un chico desde hace puuuf de años (y todavía no le conozco, quefuerte, quefuerte!!), y el año pasado comentaron lo de casarse (os cuento la base, no os voy a relatar toda la historia, porque quiero que sigáis leyéndome, y no tengo tanto tiempo). La cosa es que querían que fuera un día en concreto, y con día en concreto no me refiero a un sábado, o un domingo, sino que el día elegido era el que el 13 de Julio cayera en sábado. Dada ésta fecha, rebuscaron, y vieron que el año en el que el 13 de Julio cae en sábado es en el 2013, así que ya hay fecha, jajaja.

Una boda hay que planificarla con tiempo, obviamente, pero con dos años y pico??? Bueno, supongo que el imperativo del día es una razón de peso para ir mirando presupuestos, para asegurarse de que es posible todo lo pensado para ese día. Así que la acompañaré a ver catering, carpas y demás parafernalia que quiere en su boda, porque claro, quiere una boda al aire libre, con sus carpitas, su capea, su barra libre, sus buses para los invitados y sus botas camperas (ésto último suena a risa, pero métete tú en un descampao' con taconazos), como buena "autoplocamada" dama de honor que soy...


Lo único es que ha conseguido "estresarme" a mí también, pues dice que si quiero ir con pareja, cosa importante si no quieres tener el rasca y gana de caer de culo en la mesa de los solteros, tengo que llevar al menos un año de relación con ese hombre (el que todavía no he encontrado... (venga chicos, ¿¿algún pretendiente??, si soy un partidazo de mujer...)), o de lo contrario no podrá venir (zorra -con todo lo que la quiero, pero no deja de serlo - zorra...), pues no quiere en sus fotos de boda nadie del que el día de mañana no se acuerde (ostia, encima quiere que sea memorable, pues ésto ya si que es la repanocha...), ni ninguna guarrilla (ésto no va mi mí, que conste, sino por las "guarrillas" que pudieran llevar sus amigos...).

Y digo yo... ¿es necesario montar un Festival de la Oti para una boda? Me ha venido a la cabeza todo lo que quiere hacer, todos los nervios (a más de dos años de la fecha), todo el dineral que lo que quiere puede costarle y demás "maldades" consecuencia de una boda, y por primera vez, o eso creo/recuerdo (sí, se supone que las mujeres pasamos la vida pensando en la boda perfecta, pero yo no... si con razón sé que soy especial...), he pensado en cómo me gustaría casarme, cómo sería mi boda ideal...

No me gustan las cosas ostentosas, me gusta lo sencillo, y soy pragmática de nacimiento, me gustan las buenas sorpresas, así que he pensado en que un día me sorprendiera ese príncipe azul (color carne mejor, el tono no importa, pero no creo que combinara muy bien con un tío azul...) yéndome a buscar, o mandando a alguien a hacerlo, y sin casi sin darme cuenta acabara de camino a un ayuntamiento (no soy creyente, ir a una iglesia sería muy hipócrita, a parte de que no podría ser sorpresa...), donde me esperaría un precioso vestido negro? (blanco sí que NO) de satén, que mi familia cercana, cercana, la cual cuento con una mano, y mis mejores amigos, los cuales se cuentan con la otra, y lo mismo por parte de ése príncipe, sería encantador, precioso, sencillo, memorable... Quizás celebrarlo luego comiendo o cenando en un sitio que nos gustara todos juntos, sin montar un banquete en plan Globos de Oro, sino algo sencillo y familiar.


Eso sería increíblemente romántico y espectacular, nunca podría olvidar un días así, y seguro que en mis fotos sólo saldría la gente que quiero que salga, sin tener que pelearme con discusiones de tipo "¿Dónde ponemos a tus tíos del pueblo? No, ahí no, que quiero que mi yaya siga con ganas de vivir después del banquete...", me ahorraría un pastizal en invitaciones por compromiso, pues irían los imprescindibles, no tendría que reservar con siglos de antelación, me "perdería" los nervios previos, y un sin fin de ventajas fantásticas y preciosas...

Si un hombre me quisiera tanto y me conociera tan bien como para ser capaz de hacer eso por mí, estoy segura de que no me defraudaría lo que hubiera organizado, pues sabría que mi flor favorita es la Gerbera, que no como piñones, que me encantan los vestidos con escote y que Queen tiene una canción para cada estado de ánimo que poseo...


6 comentarios:

  1. Pues me parece que tienes las cosas muy bien pensadas... a ver si hay suerte y hay un príncipe color carne que pilla la esencia y te regala la boda que tú quieras tener!!

    (ufff, tu amiga... dos años en ese plan? hija, qué pereza!!)

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Si quieres te acompaño a esa boda. Tienes un año para pensartelo jeje


    Yo creo que la boda ideal tambien seria algo sorpresiva... ¿que te pareceria casarte en Las Vegas por un imitador de Elvis?

    Besooooooos

    ResponderEliminar
  3. CMQ: Al menos es un esbozo acorde a mi personalidad, no sé si estará bien pensado o no, pero bonito es un rato, ¿no? Jajajaja. No estaría mal encontrar a ese príncipe, nada mal...

    (Si maja, dos años... . Y yo aguantando con ella. A mi también me daría pereza).

    Besitos.

    EINGEL: Jajajajajaja, gracias, me lo pensaré, pero no te ofendas si barajo otras posibilidades ;)

    Mmm, en Las Vegas casada por un falso Elvis... No, gracias... Me parece muy de peli de serie B, a mí personalmente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues suerte con tu boda, jejejejeje, pero siento decirte, que para no haber pensado en ello, parece que lo tienes bastante claro cómo quieres que sea.

    No digo más, que luego todo se sabe

    ResponderEliminar
  5. OSCURO: Sé que puede parecerlo, pero cierto es que, en ningún momento -hasta escribir el post- he pensado en ello, al menos que recuerde (como indico claramente), y te doy libertad para documentarte con el fin de contradecirme y quitarme la razón, si lo consigues :P Ja, ja, ja. Lo que pasa es que "armo" muy bien mis post...

    Correcto, luego todo se sabe ;)

    ResponderEliminar
  6. Lo de la boda con Elvis era una broma. Yo más bien, el día lo dejaría marcado (no quiero equivocarme con la talla del traje), y añadiria un elemento especial, mitad romantico y mitad divertido. Eso si, lo mejor, para la noche de bodas

    Besooooos

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...