miércoles, 13 de julio de 2011

Ama de mi casa


Ya llegaron.... Llegaron las vacaciones de mi mamá, ella por ahí disfrutando y yo en casa, disfrutando del "castillo".

No quiero que penséis que estoy deseando que mi madre se vaya unos días con ansia, porque no es así (la mayoría de las veces), pero hay que ver lo que me gusta estar en casa a mi ritmo, si hasta hago más cosas domésticas, que tampoco quiere decir que no las haga el resto del año, porque no es así.

Por ejemplo hoy al llegar a casa, tras comer y trastear un poco en el ordenador, he fregado, vaciado el lavavajillas, recogido la cocina, guardado el portátil en su funda (llevaba semanas danzando por ahí suelto), sacado la ropa de la secadora, ordenado mi habitación (que tampoco había tanto que ordenar, ropa sobretodo), y arreglado unas sandalias... Todo en menos de una hora, y sin pararme en los rincones buscando gamusinos, todo un récord.

Al aumento de actividades domésticas le sumamos la tranquilidad en ciertos aspectos, no tener que pelearme por la ducha en el momento crítico, poder poner mi música a todo volumen sin que la que pone mi mamá tape la mía, el poder hacer fiesta/reunión sin molestar ni tenerla enclaustrada en el despacho, no oír la lista de cosas que hay que hacer (ya sé lo que hay que hacer, incluso cuando está en casa), ir por casa escasita de ropa sin temor a que en cualquier momento llegue con alguien a casa (no es que pase mucho últimamente, pero mejor no tentar la suerte)...

Por otra parte, la echo de menos, inevitablemente. Estamos muy unidas y nos queremos mucho, por no decir que muchas veces nuestra relación se asemeja más a la de compañeras de piso que a la de madre e hija, pero así somos nosotras, y nos gusta.

Pero, sinceramente, nos viene bien un descanso de vez en cuando. Nos sirve para echarnos de menos, que de vez en cuando no viene mal. Y tras sus vacaciones pasaremos unos días juntas en Madrid, así que compensaremos...

Por el momento disfrutaré de mis vacaciones maternales todo lo que pueda... 

!!!!!!Fiesta!!!!!

4 comentarios:

  1. No hay nada como no tener algo para echarlo de menos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que estos dias que estoy de vacaciones y estoy muchas horas solo... noto la tranquilidad de poder hacer lo que me apetezca sin miedo (incluso lo de ir escasito de ropa jeje)

    Disfruta de "tus" vacaciones, que ya disfrutarás de la compañía cuando regrese.

    Besoooos

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...