lunes, 18 de julio de 2011

Charlas con Mejor Amigo



(Post extenso)

Hacía mucho que Mejor Amigo y yo no teníamos un momento para una charla de las nuestras, sin que ésto ocurriera deprisa y corriendo en una bar antes de que llegara alguien con quien hubiéramos quedado, sin que sucediera en un coche de camino a casa -alargado a varias horas en la incomodidad y en ocasiones también el frío-, sin escapadas momentáneas a la habitación de al lado... Hacía mucho que no teníamos una charla de las nuestras en una situación agradable, mi casa en ésta ocasión.

Hace años, muchos años, nos quedábamos hablando horas en la calle. Subíamos en bus desde el centro, tras una noche de fiesta, y hablábamos... Sin tener fin aparente. De todo y de nada. De sueños, pensamientos, problemas, paranoias, secretos... La cantidad de noches que habremos estado al raso, pasando frío, tiritando muchas de las veces, ains... ¡qué recuerdos! En fin, a lo que iba...

El viernes estuve en casa con Mejor Amigo y P, cenando y jugando a la Wii. P trabajaba al día siguiente, prontito, así que marchó a una hora decente, y nos quedamos Mejor Amigo y yo frikeando. Tras horas de frikeo con Squeelballs -juego que estrenábamos- y de pique con una parte de Professor Heniz Wolff's Gravity -superamos el récord de ése minijuego en concreto, por pesados y cansinos- lo dejamos. Ya sería las 4 y pico de la mañana.

En ése momento empezamos a hablar, como pasa siempre, de alguna chorrada, y aquello fue evolucionando por momentos. De cosillas con su pareja, se paranoias, de cosas que queremos conseguir, y cómo no -era casi inevitable- de sexo (cada día me planteo más enserio abrir un consultorio de sexología amateur, algo así como: "Jenn's sex"... Qué se yo...).

Hablamos de cosas que ya nos habíamos contado sobre el tema, de conclusiones, momentos graciosos, curiosidades, y también de cosas de las que no. He de decir que, por regla general, soy muy gráfica explicando las cosas, y un poco teatrera/payasa también, para qué negarlo. Mientras gestualizaba y representaba escenas, Mejor Amigo se partía la caja de la mierda. Así hasta las 8 y pico de la mañana. Mereció la pena dormir poco ese día... 

Entre todo, destacaría lo siguiente:

¿Porqué muchos hombres -al menos por mi experiencia- tienen a pensar que cada vez que están en la intimidad con una mujer viven su propia película porno? A ver, una puede ser flexible (hasta el punto de sorprenderse una misma en ocasiones), puede saber hacer cosas muy bien, saber moverse y muchas cosas más, pero... ¿es necesario representar la última película porno que se haya visto? Parece que vienen con una historia en la cabeza, queriendo probar o reproducir eso que, aparentemente, tanto les ha gustado, y te llevan de un lado a otro, ponte aquí, haz ésto, haz lo otro, ahora aquello, que tu te paras y piensas... ¿donde está la cámara? Sinceramente, si tienen pensado hacer eso, qué menos que avisarte, y pasarte el guión, así se ahorran las indicaciones durante el rodaje...

¿Porqué esa mirada fija? Si hay algo que corte el rollo en éstos momento íntimos, al menos a mí, es que se me queden mirando fijamente con esos ojos vacíos, sí. v-a-c-í-o-s, porque no hay nada en ellos. Miras y remiras, intentando encontrar algo -amor no va a ser, porque no he tenido la suerte todavía-, pero sí pasión, cariño, que se yo... ALGO. Pero no... No hay nada, son ojos vacíos, que pienso ¿se les habrá ido el alma a la punta de la *****? Será que se vacía un cerebro para llenar otro, y por eso los ojos se muestran así.

¿Porqué el alma residual que queda en los ojos se muestra... cómo decirlo... impaciente? Y es que, las pocas veces que esos ojos vacíos hablan, gritan impaciencia, prisa... presiona sobremanera. Se supone que los dos disfrutamos, o lo intentamos. Si tu has disfrutado conmigo, ahora me toca a mí contigo. Esa cara de "te falta mucho", cuando sólo es la cara, y no lo acompañan con la frase o sus derivados (cómo vas?/qué tal?/llegas?/quiero sentirlo ya! y demás frases con tono inquisidor), no ayuda a que yo llegue a ningún sitio, más bien lo contrario, y no me vendas la idea de que "es por saber lo excitada que estás" porque se sabe sin que diga nada... Cuanto más preguntes, más tardaré en llegar (si no es que me toque volver a empezar el viaje), más tiempo estarás haciendo manualidades, más te cansarás, y menos ganas me quedarán de repetir cualquier otro día... 

¿Porqué esa desesperación cuando una mujer tarda en llegar? El principal motivo, estoy hablando en general, pues hay mujeres de todo tipo, es que, aunque el terreno esté bien preparado, estés acostumbrado a otra mujer/es -lo de que cada mujer es un mundo tómalo en serio, porque es verdad- seas un poquito torpe y no te dejes enseñar, o bien que te interese un pepino que la mujer disfrute. Porque amigo, sinceramente, el problema no es mío, como puedes llegar a pensar en más de una ocasión, que yo llego sin problemas si voy a pie o el transporte es de calidad ¿Te parece bonito que yo me pase 20 minutos sin rechistar, porque veo que gusta, y tú en 2 estés cansado y quieras que termine de una vez? ¿Acaso piensas que yo no me canso? El que aquello tenga una forma similar a un botón, no quiere decir que con tocarlo valga...

¿Porqué crees que una mujer es una actriz porno anónima? El que haya otras mujeres que lo hagan, bien porque les guste, bien porque les pagan por ello, no quiere decir que todas seamos una actriz porno frustrada. Si tienes una perversión en mente, quieres hacer algo que hayas visto -que algunos parecéis como niños queriendo reproducir todo lo que veis en las películas-, pregunta antes, puede que a ésa mujer en concreto, no le guste, e incluso, le parezca ofensivo. Y si no te gusta preguntar/sugerir antes de hacerlo, pide antes el menú -o lo que viene siendo, lo que se estoy dispuesta a hacer- y ya veré qué precio te doy si pides algo fuera de carta... Si crees que aspiro a actriz porno tienes un problema, si crees que aspiro a mujer de vida alegre y sólo estoy para satisfacerte, deja unos billetitos verdes -si son morados mejor- en la mesilla de noche al marchar...

¿Te sorprende algo de lo que he hecho y tienes curiosidad de saber dónde lo he aprendido? Si estuviéramos hablando de cocina, maquillaje, estilismo, informática, etc... Podrías hacerlo sin ningún problema, pero en el tema sexual, ¿para qué preguntas? ¿Qué estás esperando oír? ¿Acaso quieres que te diga que he ido a un curso especializado....? Ahora ya sabes de qué es la cicatriz que tengo en la rodilla... Tonto de ti que encima pones cara de que te lo crees... Si te ha gustado es suficiente, todo lo demás, secreto profesional, no preguntes, es mejor, dedícate a guardar buen recuerdo y desear que yo tenga ganas de que vuelva a ocurrir...

Las dudas se agolpan en mi cabeza, y es que... ¿acaso sólo yo me encuentro ésto, o hay más gente en mi situación? Más que nada por unirme a un grupo de ayuda, o algo. Y tú, hombre que me lees... ¿eres así? Y si lo eres... ¿porqué?


9 comentarios:

  1. Porque yo soy raro, pero eso ya lo sabes (o te lo imaginas)

    ResponderEliminar
  2. OSCURO: Si... Ya lo sé, últimamente me he hecho bastante a la idea de que no eres común en tu especie...
    Aunque éso no responde a la pregunta del post... :p Jaja.

    ResponderEliminar
  3. No, me temo que yo no soy así, por lo que no te puedo responder el porqué la gente es así.

    A mí si me sacas del misionero, el helicóptero, el pino-puente, la carraca, la tortilla de 6 huevos y cuatro posturas más, me pierdo

    ResponderEliminar
  4. OSCURO: Jajajajaja, tendrás que hacer un post explicando la postura de la carraca y la de la tortilla de 6 huevos, entre otras, me intrigan un montón!!! Si lo haces lo publico en el blog... (Ahí va un reto...) ;P

    ResponderEliminar
  5. Vaya vaya... cuántas preguntas... y qué indiscretas todas :D

    No sé por qué tengo que ser siempre el primero que reconoce ver porno en todas las conversaciones (incluso en las que no tienen que ver con el tema), pero así tendrá que ser... aunque obviamente yo lo veo desde una perspectiva crítica e intelectual y bla bla bla...

    Pero no me quiero desviar del tema... yo normalmente no intento reproducir porno, básicamente porque no estoy dispuesto a llevar vaqueros sin ropa interior debajo, cosa que me parece una práctica de riesgo extrema e innecesaria...

    En cuanto a la mirada de los mil metros... atestiguada también en excombatientes de Vietnam, no puedo decir nada, porque pertenezco a ese tipo de personas absurdas que se quedan mirando a la chica como tontos mientras duermen.

    Sobre la impaciencia masculina... creo que básicamente tiene que ver con la inseguridad. Porque uno llega soñando con una tarde de gloria y calcula en una proporción de 1-4. Para ella, claro. Y entonces, empiezas a ver con inquietud que puedes acabar ganando 1-0. Y muy pronto, además. A veces ayuda usar métodos alternativos, como recitar los nombres de los Caballeros del Zodiaco del derecho y del revés -por si hay algún mensaje satánico-, o imaginarte allí delante a tu profesora de Matemáticas del instituto. Pero luego resulta que eres tan pervertido que ni eso te detiene. Y eso asusta.

    Y creo que ya he dicho demasiado. Mis hipótesis sobre la carraca y la tortilla de seis huevos me las reservo para futuros comentarios...

    ResponderEliminar
  6. Lo primero, el chiste que contesta a una de tus preguntas:

    Dios le dice al hombre: Tengo dos noticias, una buena y una mala

    ¿Cual es la buena?

    Te he proporcionado un cerebro con el que podrás hacer grandes cosas, y un miembro para hacer feliz a las mujeres.

    Que bien, ¿y cual es la mala?

    Que solo tienes sangre para hacer funcionar una de las cosas a la vez

    ResponderEliminar
  7. Y ahora... las divagaciones:

    Es cierto, somos muy morbosos y tendemos a pensar que la vida es como una pelicula porno. Pero también es cierto que en la vida hay que saber pedir, y aceptar la contestación, sea cual sea.

    Que en las peliculas siempre acaben con la cara pringada o con al boca llena no quiere decir que la que tengas delante lo considere un manjar de dioses. Asi que si dice que no... habrá que aguantarse.

    Una de las cosas más eróticas que hay, es saber que lo que estás haciendo gusta. Pero para saberlo, no es necesario preguntar (las preguntas pueden llegar si la situación ayuda, pero nunca para meter prisa).

    Si se hace bien, se nota (a no ser que sea una experta fingiendo, pero quien finge, pierde, a no ser que sea profesional). Y no hay nada mejor que dedicar tu tiempo a conseguir que la que está delante disfrute. Que no hay prisa.

    Lo que pasa es que muchos tenemos un problema de confianza,. Esa falta de confianza hace creer que si ella no llega al momento, algo se está haciendo mal.

    Pero no tiene por qué. Es cuestión de tranquilidad, no obsesionarse, y dedicar el tiempo necesario. Y si hay algo que se está haciendo mal... para eso están las palabras.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Vale, lo primero, ¡me pido ser la presidenta de ese nuevo club! porqué creo que no, no eres la única a la que le pasan estas cosas.
    No quería dar más detalles, pero a parte de las frases magistrales dedicadas a mi físico y mi edad de Jack Jonhson debería haber añadido las que vinieron en plan película porno en nuestro momento de intimidad. Hay hombres que no se enteran que en según en que ocasiones es mejor estar calladito porqué consiguen todo el efecto contrario al aumento de la líbido.
    Lo de los ojos en blanco me tiene sumamente intrigrada, yo que voy clavando los ojos (supongo que buscando un poquito de cariño) me pregunto en que estaran pensando, como si en esas situaciones uno tuviera tiempo de pensar en metafísica, en fin... estoy contigo: 1) tal vez a mí no me apetezca 2)tal vez un billetito me ayudaría a pensar 3)nunca preguntes dónde fue.

    ResponderEliminar
  9. Ante todo, decir que me gusta que os hayáis "mojado", siempre me interesa vuestra opinión, pero quizás en éste tema especialmente... Voy por partes:

    ALÁSTOR: Es como todo, todo el mundo hace/ve/piensa más de lo que quiere reconocer, por el motivo que sea, pero es la primera vez que me dicen que lo ven desde un punto intelectual...

    Yo no me refería precisamente a esa mirada, sino a la mirada en pleno acto. No me gusta que me miren fijamente, y menos en ese momento.

    Puede que sea la impaciencia, y en algunos casos la inseguridad pero... ¿no será mejor relajarse y dejar que aquello fluya sin prisas?

    Si oscuro acepta el reto del post de la carraca y la tortilla de seis huevos, espero tus comentarios al respecto, jajajaja. Besos.

    EINGEL: Cada estoy más convencida de la verdad de ese chiste...

    Alguien que lo reconoce!! Por algo el porno está destinado, en su mayoría, al sector masculino...

    Manjar de dioses? OMG.... No comment.

    Hay formas y formas de preguntar o insinuar que te interesa ésa información, aunque todavía no he conocido quien sepa hacerlas.

    Todas, en algún momento de nuestra vida, hemos fingido (muy pocas serán las que no), no se trata de ganar o perder, algunas veces simplemente por subir el ego a un hombre (pero sin que crea que es un dios si no lo es), ya se le dará después el informe con lo que debe mejorar.

    El problema de confianza o inseguridad creo que es muy frecuente, al menos dos de los tres hombres que habéis contestado lo habéis nombrado y Oscuro... es que es de otra especie. Pero también te digo, que aún pensando eso, no es motivo para cansarse si no se llega en 0.1, un poquito de paciencia, si no lo haces bien, ya se te hará saber, al menos, yo lo digo (no hay nada peor que hacerle pensar que es un auténtico dios en la cama, y no darle ninguna indicación, pues siempre, SIEMPRE, seguirá haciendo lo mismo).

    Paciencia... eso de lo que muchos carecen cuando se bajan los pantalones (y antes también). besos.

    REBECA: Puesto adjudicado... Yo me encargo de la vicepresidencia si te parece...

    ¿Les darán algún curso del estilo "El porno y su aplicación en el día a día" en algún club secreto? Por supuesto, mejor callado que abrir la boca y joder el momento.

    Jajaja, en metafísica será en lo que piensen, porque para estar tan sumamente concentrados, con la mirada vacía y fija, deben estar raspando las últimas neuronas que no se hayan desplazado al cerebro inferior.

    Hay que tener en cuenta que se está dos (o más, depende de los gustos de cada uno, y la ocasión...), no uno, por lo que hay que contar con la otra persona. Si quieres un servicio profesional, págalo. Y si, mejor no preguntar, quizás la respuesta no te guste...

    Besos.

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...