miércoles, 20 de julio de 2011

El trágico encuentro de un párpado inferior con un palo...


Erase que se era, un párpado inferior trabajador, que por acabar unas cosas pendientes decidió hacer horas extras en la oficina.

Parpado inferior decidió que era momento de hacer una pequeña pausa y bajó a la calle a fumar un cigarrito. Estando en la calle, se percató que la planta que tenía al lado tenía una de sus plásticas hojas tocando el cuadro de luces de la oficina.

Por previsor que ha sido siempre, no fuera a saltar -por un lejano casual- una chispita, y se fuera a prender todo, decidió alejar la plástica hoja del posible peligro, sin percatarse ni sentir el peligro que acechaba. Se acercó a la planta, y se agachó para mover la maceta.

Lo que encontrara por el camino en su hazaña, no era de prever, pues se escondía cual traicionera trampa. Entre la frondosidad de las ramas plásticas se encontraba, amenazante, en silencio, al acecho de una víctima, un palo dispuesto allí para mantener la planta erguida. El párpado inferior descendió con decisión, aproximándose, sin saberlo, al peligro que le esperaba.

¡ZAS! Un golpe, una víctima, varios centenares de juramentos y un maligno palo riéndose satisfecho de fondo. El palo había conseguido su propósito, su trampa había surtido efecto. Había logrado, con la facilidad que supone para él mantenerse inmóvil, agredir a párpado inferior.

Párpado inferior permaneció unos segundos quieto, sin moverse, comprobando los daños sufridos, ¿todavía veía? ¿sangraba? ¿se había caído algo? ¿dolía mucho? Tras las primeras comprobaciones apreció cierto dolor y humedad en él, por lo que con celeridad se aproximó al baño, para poder mirarse en el espejo y hacer recuento de daños.

[O.O] ¡Oh! ¡¡Madre mía!! ¿Qué me he hecho? -pensó párpado inferior- ¿cómo ha podido pasar? ¡Qué cerca ha estado de rozar el ojo! ¡Qué mala pinta tengo! ¿Eso que tengo ahí es... es.... es una herida? ¿Una herida algo profunda? Pero veo, así que no es muy grave, pero... Me duele hasta el pómulo, oh, me duele mucho...

Párpado inferior decide terminar su jornada por hoy, y lo más rápido posible, sale de la oficina y monta en un taxi, dirección al hospital -la herida no es grave, pero está muy cerca del ojo, y párpado inferior teme que si no se desinfecta y cura correctamente, ésta se infecte y provoque futuros problemas-. En el camino, párpado inferior piensa en cómo va a explicar lo sucedido al personal del hospital.

Llega al hospital, bien ataviado con unas gafas de sol que le ocultaban del público. Se acerca al mostrador y cuenta la historia. Una vez ha contado su historia, con un ligero toque a lo Audrey Hepburn, se retira las gafas que le ocultan del sol y muestra su herida. Tras comentarios cómicos de párpado inferior, y de la enfermera que le atendió, ésta le hace pasar a la sala de espera.

Una vez en la sala, tras unos brevísimos 2 minutos, le llama el médico, al que posteriormente le vuelve a contar la historia. Tras incesantes tecleos en el ordenador, el médico indicó a párpado inferior que se sentara en la camilla, examino la herida y comprobó su estado.

¡¡Uf, menos mal!! -respiró aliviado párpado inferior- sólo me pondrán puntos de aproximación y la antitetánica -pues párpado inferior desconocía que a los 24 años debía haberse puesto un recordatorio de dicha vacuna- y en una semana podré quitarme los puntos. Párpado inferior salió del hospital sonriente, aunque algo dolorido por su herida.

Comentando a su mamá la aventura, fue cuando descubrió que su cerebro había registrado el palo amenazante, y el inevitable trayecto que éste tomaría. Fue entonces cuando la imagen volvió del archivo y fue consciente de que su cerebro quería engañarle, haciéndole pensar que no lo había visto... Nunca volvería a mirarle igual... A los amigos no se les engaña, -le dijo párpado inferior- me has hecho daño...

Párpado inferior se pasará una semana, como mínimo, sin poder maquillarse, sin poder mojarse la cara con libertad, guardando que los puntos de aproximación no se le mojen... Ains, al menos no ha sido nada grave. Pero esto reafirma el hecho de que párpado inferior posee un sentido -no sabemos qué lugar ocupa- que le hace tener presentimientos, y sentir cuando va a pasar algo. Por ése motivo parpado inferior, ésta mañana al despertar, no se encontraba muy bien, tenia una sensación extraña, pero familiar a la vez, en la boca del estómago... Algo iba a pasar... ¿Por qué no se quedaba en casa? Una vez ocurrió el accidente, párpado inferior pensó:

Pupa!!! Pupa!!! Tenía un presentimiento ésta mañana, y ha desaparecido, así que ya sé qué es lo que presentía... :_(

Párpado inferior está bien, algo dolorido, pero bien, aunque luce un, poco elegante, apósito de aproximación, que le acompañará durante una semana. Esperemos que se lleven bien, pues pasarán 168 horas juntos...

PD: Párpado inferior dispone de una imagen, de muy mala calidad, bastante grotesca, pero ha decidido no publicarla, para no herir los sentimientos de los lectores.

PD: Qué poco glamuroso será para párpado inferior pasar así el fin de semana en Madrid.... Ains :(

7 comentarios:

  1. Lo siento por parpado inferior... O_O, pero aunue no este en su momento mas "hermoso", no me importaria verlo por Madrid... ;)

    ResponderEliminar
  2. GEMA: Veré lo que puedo hacer ;)

    ResponderEliminar
  3. Es un personaje entrañable, Párpado inferior, tan desvalido, tan pequeño... ¿habrá más historias suyas?

    ResponderEliminar
  4. Yo soy muy tradicional y opto por un besito y un "cura sana cura sana, si no se cura hoy se curará mañana"

    Muaks

    ResponderEliminar
  5. ALÁSTOR: Un personaje entrañable? jajajaja. Sinceramente, por el bien de la que escribe, espero que no haya más historias suyas, pero no descarto una serie de "cosas pequeñas", jajaja. Besos.

    EINGEL: Eso está muy bien, pero no siempre funciona, o ayuda a que aquello cure. Yo por mi parte preferí llevar a párpado inferior al médico por si las moscas...
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Jejejejejeje, menuda historia, y qué mal momento para que ocurra...

    Un besito a párpado inferior

    ResponderEliminar
  7. OSCURO: Y que lo digas... Pero ya está un poco mejor, no me molesta, pero aún faltan unos días para que pueda quitarme los puntos.

    Besos.

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...