viernes, 19 de agosto de 2011

La otra mejilla (Primera parte)


Macro-post... Avisados estáis!!

Quizás muchos de vosotros -los cinco que me leéis- podéis haceros una idea de lo que pienso respecto a ciertos temas -por post anteriores y comentarios-, así que no creo que sorprenda a nadie con éste post. Quede claro desde un principio, que mi intención no es ofender a nadie, simplemente expresar una opinión propia, desde el respeto y la tolerancia que tanto me gusta, y ya sabéis, primero hablo yo, y después vosotros exponéis lo que os plazca, siempre bajo el respeto. Dicho ésto, nos ponemos en materia...

Como bien sabéis, nuestro querido amigo Susan nos visita estos días. Una visita polémica donde las haya. ¿Las razones? El gran presupuesto que acarrea un acto de estas dimensiones, acto que podríamos calificar como promoción de la iglesia católica, por parte del Estado y empresas privadas; la propaganda cristiana de la que hace gala en un país que -se supone- es laicista; la grave crisis económica que atraviesa el planeta en general, y nosotros en particular (vamos, que no estamos para derroches festivos); etc.

Dicen, cuentan, comentan las malas lenguas, que éste evento no ha costado nada a los ciudadanos españoles. Bueno... Digamos que no ha venido nadie a mi casa a pedirme bote para la Papa's Party, pero de ahí a que el dinero no ha salido de mi bolsillo... Directa o indirectamente, el Gobierno aporta bienes públicos (ya sean económicos, humanos o inmuebles), aplica facilidades fiscales para las empresas patrocinadoras -más altas que cualquier otra actividad benéfica o desgravable-, y siguen diciendo que nosotros no pagamos nada, que son los peregrinos y los patrocinadores privados. Pero qué queréis que os diga, no acabo de creérmelo, llamadme incrédula pues...  El alto coste de la JMJ, no sólo a mí me parece escandaloso, independientemente de quien venga el dinero, sino que a grupos de la Iglesia Católica también se lo parece -tanto por el derroche en época de crisis, como por la hipocresía con respecto a la vida que la Iglesia promulga. Como se puede comprobar en diversas fuentes, no sólo nos escandalizamos por ésto los laicistas.

Seguimos con un punto clave... Lo católico del evento... Insisto en que no tengo nada contra los creyentes -sea la que sea su religión (por mucho que discrepe de muchos conceptos e ideas)- cada uno cree en lo que quiere. Mi problema son las iglesias, concretamente, y dado que es el tema que nos ocupa, la Iglesia Católica. Vivimos en un país aconfesional, o eso dice la Constitución, por lo que no comprendo la bola que se le da al dirigente de ésta religión, como si debiéramos pleitesía o subordinación. Se le da, o mejor dicho, se le sigue dando -tras siglos y siglos-, un poder a la Iglesia, al clero, que no le corresponde. Nunca nos hemos plantado ante esos aires de grandeza y poder que la Iglesia cree suyos, cortando el grifo y poniéndola en su sitio. 

Hoy en día, se le sigue dando un trato especial, a pesar del artículo 16 de la Constitución Española de 1978, pues la Iglesia Católica sigue recibiendo dinero del Estado -de todos nosotros-; los colegios católicos reciben dinero del Estado; se juran cargos públicos ante símbolos católicos; todavía existen, en edificios y administraciones públicas, símbolos católicos (¿por qué no de otras religiones?); en los colegios se imparte Religión -al leerlo puede ser algo informe, pues bien podríamos interpretarlo como un random de religiones (-Hoy toca religión Judía, mañana Islámica)-, pero se trata de la Religión Católica (desde hace poco, se tiene la opción de estudiar "Historia de las Religiones", que no deja de ser una asignatura más acorde con la Constitución, así que no me voy a meter con ella, al menos por el momento), por lo que ya se le está dando una distinción, un trato de favor; se le ofrece un lugar de poder en la sociedad... A pesar de todos éstos favores y tratos especiales, ahora hay que sufragar la Papa's Party, y lo que es más grave, a costa de las libertades de los laicistas.

El 17 de Agosto de 2011, hace escasos 2 días. Comienza la Papa's Party -y comienza sin él, vaya mierda de fiesta si empiezan antes de que llegue el festejado-, el mismo día se había convocado una manifestación laica, en contra de la visita del Papa, la cual estaba autorizada debidamente. A reseñar de lo ocurrido ése día... Las provocaciones de ambos lados -mal por parte de los peregrinos, pero peor por parte de los manifestantes, pues si estamos en un Estado con libertad de culto, increpar a los católicos visitantes, incumple ésto mismo, de ellos no es la culpa, y entrando en esas provocaciones, se pierde razón y credibilidad, y no estamos en el colegio, da igual quien empiece-, la agresión (pues desconozco si ha habido más) por parte de un católico a un manifestante -si hubiera ocurrido al revés, seguramente el agresor habría sido agredido y arrestado a la fuerza-, las repetidas cargas policiales contra los manifestantes, y retención de periodistas a la fuerza...

Aquí debajo podéis ver algunos vídeos:

Agresión a manifestante.

Periodista retenida.


Carga policial en Sol

Relato de otra periodista retenida.

Si queréis ver alguno más, podéis hacerlo aquí.

Son muchas las opiniones que recorren mi mente, y todas quieren salir, pero haremos una pausa aquí...

Seguiré luego con el resto del post. Si estáis de acuerdo/os ha gustado, leed el siguiente, y si no es así, hacedlo igualmente, quizás cambie vuestra opinión...

Hasta entonces os dejo con una foto, cuanto menos, interesante... ¿Esto es lo que vienen a hacer aquí, o es que necesitan estar bebidos para soportar el jolgorio?


Y con una gracia que se me acaba de ocurrir... Si Papa en inglés es Pope, y el pope o poppe es un tipo de droga... ¿Podríamos decir que los jotas (JMJ), son adictos al pope? Siendo esto así, ¿cómo inhalan al Pope, reparten kits con ADN de Susan? ¿Han sido informados de los peligros para la salud que ésto acarrea? Y ya que estamos... ¿No les han dicho que es malo mezclar con alcohol?

Ains... Sí, sé que es muy malo, que la gracia brilla por su ausencia, pero tenía que soltarlo, perdonadme!! Me voy a rezar unos Rosarios -aquí si queréis las instrucciones- y ahora vuelvo...

4 comentarios:

  1. Te aseguro que me gustaría leer esto, pero con estos colores me resulta imposible.

    ResponderEliminar
  2. ANÓNIMO: Obviamente me gustaría que lo leyeras, ya que te has pasado por aquí...

    Si me dijeras qué colores son los que te impiden hacerlo, podría hacer algo al respecto, por ti y por otros lectores, a fin de hacer el blog lo más accesible posible.

    Las críticas constructivas siempre son bien recibidas ;)

    ResponderEliminar
  3. Aqui en Aragón, tenemos el Monegros Dessert Festival, donde tambien pueden cantar y bailar al sol mirando a un escenario de megaestrellas, y poniendose hasta el culo de alcohol y lo que les apetezca

    Porque creo que los botellones en Madrid como que están prohibidos, no?


    Besooooos y a por el segundo (dentro de un rato)

    ResponderEliminar
  4. EINGEL: Sí, están prohibidos, pero se lo pasan por el forro, y como nadie les dice nada... Si no mira vídeos por Internet, de cómo se lo pasan los peregrinos por la noche...

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...