lunes, 26 de septiembre de 2011

Valladolid, ¡qué gran ciudad!

vista aérea Valladolid

A diferencia de lo que pueda parecer, no se trata de un post para atraer turismo, sino más bien de uno para constatar que siempre tengo algo contra lo que echar pestes en cuanto a mi adorada ciudad se refiere. Quede claro que, a pesar de lo que pueda parecer, me gusta mi ciudad, estoy cómoda en ella, me la conozco -menos de lo que debería para haber pasado toda mi vida aquí-, aunque no por gustarme (dentro de lo que cabe) carece de fallos, como es lógico entender.

Y entre los fallos, el alcalde... Nuestro querido alcalde, que tan famoso se ha hecho entre la opinión pública por sus diversas salidas de tono, que hasta El Chojín le dedicó un verso. ¿Que qué ha hecho ésta vez?

Ésta vez se ha decantado por prohibiciones a los vallisoletanos -evidentemente extendidas a todo aquel que visite la ciudad-, prohibiciones de las que os expongo un ejemplo:

- Prohibida la mendicidad.
- Prohibido acampar en la vía pública.
- Prohibido tirarse de un puente (ésta estoy casi segura de que tiene su base aquí).
- Prohibido ir en bañador por la calle.
- Prohibido ir en chanclas por la calle.

Analicemos las expuestas...

Prohibida la mendicidad: Señor alcalde, usted cree que quien mendiga lo hace por gusto, que se divierte o lo hace por matar el tiempo. No, lamento ser yo quien se lo diga, pero la gente pasa hambre y necesidad, y en muchos casos, es la única solución que les queda para subsistir.

Prohibido acampar en la vía pública: Alcalde, ambos sabemos que ésta ordenanza la saca ahora por el 15M, sino de qué... Pero pregunto yo, ¿cuándo venga algún artista -y no tan artista- a la ciudad y sus miles de seguidores y "fanes" tarados quieran acampar en la vía pública para esperarles, seguirá estando prohibido, o haremos como que no nos enteramos porque "traen dinero a la ciudad"?


Prohibido tirarse de un puente: Seamos sinceros, con la mierda que tiene el Pisuerga, poco se iba a notar. Por otra parte, le recuerdo que "se supone" que el agua del río es apta para el baño, ¿acaso quiere acabar con las ilusiones de los vallisoletanos que quieran practicar salto de altura acuático? Le propongo que, dado que le gusta gastar dinero por satisfacer a unos pocos, ponga a disposición de éstos lunáticos un trampolín, que opere por un módico precio, el cual deberá cubrir costas para dragar el río en busca del cuerpo, gastos policiales de acordonamiento, gastos forenses y administrativos, así como todos los demás que puedan surgir de las diversas gestiones, y en caso de que el lunático salga por su propio pie, se le devuelva el dinero, al fin y al cabo, se trata de fidelizar votantes... O no... Mmmm, igual mi idea tiene alguna laguna.

Prohibido ir en bañador por la calle: De la Riva, ¿cómo se le ocurrió ésta? ¿Acaso le daban envidia esos torsos desnudos, esculpidos, tersos, bañados por el sol.... Oh, mejor esa idea la dejo para luego, en mi intimidad... Ejem, sigo. No me da por ir en bikini por la calle, quizás es que me queda algo de pudor, y no tengo un cuerpo escultural que andar exhibiendo y por es no lo hago, pero de todas formas, no me suena haber visto por la calle, sin ser fiestas, a ninguna fémina que fuera con el bikini, e incluso entonces, visten un pantalón. Pero entienda usted, querido alcalde, que el calimocho -y lo que no es calimocho- que llueve en fiestas estropea las prendas. Por otro lado, bañador de hombre, el cual puede ser de diversas formas... Entiendo que no quiera que se le llenen las calles de viandantes con speedos o fardapollas, en eso estoy con usted -a menos que me dejara escoger quién puede y quien no, por cuestión de calidad y venta de producto local solamente, ¿qué sino?-, pero seamos realistas, ¿qué tiene de malo un bañador largo como éste? He visto a pperos de los suyos con pantalones más cortos y más indecorosos que éstos. Yo estaría más a favor de que prohibiera esos pantalones cortos de correr, esos que con la velocidad dejan ver la braguilla de dentro, que son casi lascivos en algunos casos -y escalofriantes en otros- ¿no sabe a cuáles me refiero? Pues pinche aquí y lo sabrá.


Prohibido ir con chanclas por la calle: Aquí, querido León, permítame que me ría -si no me oye, me lo dice y lo hago más alto-. ¿Qué pretende con ésto? ¿Acaso quiere que nos dé un golpe de calor, que se nos recalienten los pies en el ardiente asfalto, que los podólogos de la ciudad ganen más por problemas derivados de recocimiento de pies...? Primeramente creo que sería necesaria su definición de chancla, pues para mí una chancla es para ir a la piscina, y una sandalia para ir por la calle, pero igual para usted todo el calzado que deje ver los pinrrelillos o los dedillos es una chancla. En todo caso, ¿dónde está lo indecoroso? Puedo entender que si es usted un fetichista de los pies, le pueda parece obsceno que los vayamos enseñando por la calle, pues para  su entendimiento quizás fuera similar a que se fuera enseñando un pecho o un culo, pero de lo contrario, no lo comprendo. Me gustan las sandalias (que no chanclas), me las pongo para lucir esmalte de uñas,para que el pie me respire y no me acusen de matar a alguien si me descalzo unas deportivas en pleno verano, con 35 grados en el aire y 45-50 en el asfalto, y porque me da la gana, para qué engañarnos. ¿Qué pretende usted que haga con los 10-15 pares de sandalias que tengo? ¿Que se las done a un mendigo? Oh, no, que está prohibida la mendicidad, y ponerse chanclas en la ciudad... Me quiere cobrar 750 € por enseñar mis pies... ¿Qué tal si le cobro a usted 2500 € por pasearme por la ciudad? ¿Qué tal si le cobro a usted el coche oficial con aire acondicionado? 

Estimado Francis, ¿me permite que le haga una última pregunta? Bueno, la haré igualmente, ¿A la gente que le vota a usted, cuánto les paga por cada voto? No llego a comprender si ninguna de las personas que conozco le votan, cómo coño hará para que salga con mayoría... Para mí que contrata a extras, como para fiestas y Semana Santa...

Y es que me gustaría decir "Valladolid, ¡qué gran ciudad!" sin que fuera de forma sarcástica. Aunque me temo que para ello tendré que esperar todavía, y mejor hacerlo sentada.

4 comentarios:

  1. Buf, viendo como va de prohibicionista, seguro que tambien prohibe las corridas de toros, o las misas multitudinarias en la calle...

    En fin... que con la politica nos hemos topado... aunque fuera él el que quería toparse con la politica

    Besoooooos

    ResponderEliminar
  2. Las corridas de toros va a ser que no, más bien al contrario, porque justo cuando se prohibieron en Cataluña él decidió dar a Valladolid el título de "ciudad taurina".

    Sigue sin entrarme en la cabeza cómo mis vecinos (yo no) le han dado cinco mayorías absolutas seguidas, y las que nos quedan.

    Disfruten lo votado, señores.

    PD: palabra de verificación "trili"

    ResponderEliminar
  3. Jejejejeje, intentaré recordar estas prohibiciones por si algún día me invitas a visitar tu ciudad, no quisiera acabar en el cuartelillo por in en chanclas, jejejeje.

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. OSCURO: Cuando vengas no habrá problemas, yo te protejo del cuartelillo :P (parece ser que lo de las chanclas era un bulo :S)

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...