miércoles, 11 de enero de 2012

Dame un momento


Hace tiempo que no inauguro ninguna sección -que luego dejaré de lado, y de la que me acordaré de ciento en viento, prometeré retomarlo y actualizar con mayor regularidad, cosa que ambos sabemos que es muy poco probable-, así que aquí abro: Dame un momento.

A diferencia de otras secciones, en las que os acaban doliendo los ojos de tanto leer, aquí no lo tendréis que hacer -o no en demasía-, pues contendrá elementos gráficos -imágenes, coñe, que nos ponemos de un tiquismiquis que pa' qué...-.

Las imágenes que llenarán esta sección -hay que ver qué optimista soy, que pienso que voy llenar esta sección- serán, en su mayoría, chistes gráficos, chorradas, curiosidades; o lo que me de la gana poner -que para eso es mi blog-.

Y sin más dilación -que bien hablo, ¿eh?-, os dejo con el primer post de Dame un momento.




Si os gusta, ya sabéis qué hacer, comentáis, y difundís, que compartir es vivir.

3 comentarios:

  1. Que buenos son los viajeros en el tiempo, que hacen los viajes para cumplir con su obligación y no para enriquecerse vilmente...

    porque me imagino que la de la lejia no aprovechará para rellenarse una primitiva, verdad?


    Besooooos

    ResponderEliminar
  2. Pues es un gran chiste, las cosas como son, jejejejeje.

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Oye que la lejía es un potente desinfectante asesino de microorganismos, sin ella no hubiéramos llegado hasta el futuro, así que menos lobos caperucita,ja,ja

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...