martes, 31 de julio de 2012

Eso de Dios, da que pensar...


Hace poco he recibido uno de esos pocos mails que no dan ganas de borrarlos nada más verlos. Mediante varias imágenes, algunas de las cuales os pongo a continuación, comparten frases de varias personalidades,  con su propia opinión sobre Dios y la religión. 

A riesgo de perder algún lector, no soy creyente, o por lo menos no presupongo la existencia de un ente -decir ser sería insostenible- supuestamente todopoderoso y omnipresente, y mucho menos con la única confianza de que un libro de leyendas tremendistas -la biblia-, y sus difundidores así lo dicen, creyendo a pies juntillas cada palabra que sale de esa institución que nos sangra los bolsillos -una entre tantas- y pronto olvida sus creencias cuando de "ayudar al prójimo" se refiere. No, no lo soy, aunque cada uno es libre de creer en lo que quiera -y de mantener los amigos invisibles hasta cuando quiera también-, que no seré yo quién se lo prohíba.

En cambio, sí seré yo quien no entienda su forma de pensar, quien pretenda una respuesta seria en lo que a intercambio de opiniones religiosas se refiera, también seré quien no comprenda por qué motivo una institución de esta clase se cree en el derecho de decir lo que está bien o no, cuando es la primera que quebranta sus normas. Seré yo quien respete lo que piensan, e intentará que le dejen justificar por qué mi opinión es distinta, quien seguramente recibirá algún tipo de discurso proselitista cuando quiera entender esa férrea creencia, o por el contrario me ahuyentarán al grito de "Blasfema, blasfema..."

Y es que, eso de Dios, da que pensar...

(Clic en la imagen para ampliar)

Debido a un grave -enorme, garrafal, monumental...- error de la autora, se eliminaron todas las imágenes del blog. Unas se pudieron recuperar, pero otras, por el contrario, no fue posible.

Si estás leyendo esto es porque las imágenes que aquí había no han podido ser recuperadas, ni reemplazadas. Si quieres saber qué pasó, haz clic aquí.

Lo siento, no puedes disfrutar de estas imágenes, pero hay otros muchos post ilustrados deseando ser leídos por ti.
     
                                                                                       
 Seré yo quien deje abierta la mente, así como los comentarios. Si tienes algo que decir, yo SÍ te escucharé...

3 comentarios:

  1. Para mi Dios es distinto con cada persona. Todos tenemos nuestro concepto de Dios, a veces ni lo llamamos así. Puede estar vivo o muerto, tener personalidad o autoconciencia o no... también se puede llamar Madre Naturaleza

    En lo que no creo es que la Iglesia sea la representación de Dios en la Tierra.Leyendo la Biblia, (es un buen ejercicio filosófico) acabas llegando a la conclusión que ninguno de ellos irá al cielo, porque ejercen lo contrario de lo que promulgan

    Si no lo has borrado reenviame el correo, porfaplis

    Besoooooos

    ResponderEliminar
  2. Estoy con eingel, yo creo en dios, aunq no exactamente como un ser d apariencia humana, pero no en la rekigion, basadas casi todas en la hipocresia e ir en contra de los principios q promulgan.

    ResponderEliminar
  3. EINGEL: Mira que me gusta la filosofía, pero el simple hecho de pensar en leer la biblia a modo de ejercicio filosófico, ya me duele la nariz (del golpe que me daría al dormirme leyéndola), y me enervo de la mala leche que me provocan todas esas patrañas.

    El mail le borré, lo siento, me gusta tener la bandeja de entrada limpia, así que una vez leído o aprovechado lo aprovechable, a la basura.

    REBECA: El problema realmente no es un supuesto Dios, el problema está en quién cree tener a Dios como jefe, y actúa en su nombre como su representante legal en la tierra. La religión ha hecho mucho daño, y ya no por ella misma, sino porque se ha trasladado de puertas para afuera, ha salido del alma y conciencia de las personas para meterse en la política, la economía, la justicia... Cada cosa en su sitio, y cada cual a su película, ha faltado mucho de eso.

    Besos, me alegro de verte!

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...