sábado, 24 de noviembre de 2012

Libro 5 - ¡Harpo habla!


Meta 2012: 20 libros.
Leídos 2012: 5 libros


¡Harpo habla!


¡Harpo habla! no es otra cosa sino la autobiografía -memorias- de uno de los grandes de la comedia, Harpo Marx, o como diría el público, el Marx mudo.

Esta biografía fue regalo de las navidades 10/11 de mi madre. Sí, sé que hace mucho de ello, pero tengo la rara costumbre de dejar macerar algunos títulos en la estantería antes de comenzar a leerlos, para que se familiaricen con los demás, un extraño ritual -sé que no lo entiendes, pero tampoco me hace falta, al fin y al cabo son ellos los que esperan en la estantería, no tú-.

Siempre he sido muy de leer en el bus, por lo que fui retrasando la lectura de éste, pues sus 640 páginas no le hacen muy manejable que digamos, pero una vez se hubieran acabado los paseos en autobús, poca excusa me quedaba para obviarlo nuevamente, así que me puse al lío.

La contraportada versa así:

"Ha llegado el momento para mí de echar a volar la imaginación, tumbarme al sol, quitarme los zapatos y, por fin, hablar". Con estas palabras, Harpo Marx, el famoso hermano mudo, rompe su silencio en unas delirantes y conmovedoras memorias escritas con el inimitable sentido del humor de los hermanos Marx. Harpo relata en estas páginas su infancia en el Nueva York de principios de siglo, donde fue expulsado de la escuela y tuvo que aprender por sí mismo; la historia de su estrambótica familia; la precariedad de los inicios de su carrera artística, y el éxito en los años dorados de Hollywood. Una lectura inolvidable.

No recuerdo que mi madre haya acertado tanto con un libro que no le haya pedido yo antes. Es apetitoso de principio a fin. Su particular sentido del humor es visible en cada párrafo, ya cuente una historia divertida, como una triste, es puro Marx. Un hombre que, aún mayor, seguía teniendo alma de niño.

Al recorrer sus páginas, recorres el mundo de Harpo Marx, viviendo cada anécdota como si te la estuviera contando en persona, haciendo que te emociones, te asombres y te desternilles de la risa. Pocas vidas han sido tan risueñas, a pesar de la dureza de sus días, como la de este hermano mudo. Todo un ejemplo de que es posible ser feliz, aún viviendo penurias.

¿Recomendable? ¿Hace falta que lo diga? ¡Claro que sí, sin duda! Cada frase, párrafo, hoja, capítulo,  y cada gramo del libro es recomendable. 

Tiempo de lectura: cuatro días.

3 comentarios:

  1. Ya sólo el título dice mucho de lo que nos vamos a encontrar... una aparente contradicción que realmente dice mucho de lo que nos encontramos en sus páginas.

    Me he imaginado sentado en la estantería esperando... ha sido ucriosa la imagen (y sí, entiendo lo que querías decir con eso de dejar que se conozcan)

    Besoooooos

    ResponderEliminar
  2. Jenn a mí me hubiera pasado lo mismo, hay libros que me dan pereza, aunque luego cuando me decido resulta que me enganchan y pienso lo tonta que he sido dándole la espalda al principio.
    Me encanta que el hermano mudo de los Marx hable, cuente y que conserve esa alma de niño.
    también me quedo con la frase siempre lloramos por lo que ya no tendremos al fin y al cabo la perdida humana o material no puede sentir ya.

    ResponderEliminar
  3. EINGEL: ¿Sabes que tu primera frase es muy confusa? Ejem... A poco la imagen de verte sentado en la estantería esperando es cómica, jajajajaja. Espero que sea cómoda...

    REBECA: ¿Da rabia, verdad? Porque luego hay libros que coges con ganas, y a medida que lees te vas arrepintiendo de haber empezado, y como te pasa como a mí, que aunque no nos guste tenemos que acabarlo, se hace tedioso, y mientras tanto, un maravilloso libro esperando en la estantería.

    El libro está genial, muy divertido, muy Marx, jajaja.

    Me llamó la atención la frase, el libro tiene más joyitas como esta, pero es la primera que recordé.

    SIENTO HABER TARDADO EN CONTESTAROS :____(

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...