miércoles, 19 de diciembre de 2012

Illustrator, manicura, Feliz Navidad y poco más...


Sé que es un título extraño, pero también lo será el post. Últimamente no ando muy creativa, en ningún sentido, y si hace tiempo que no publico, más hace que no escribo algo de cosecha propia, pues no considero que las críticas literarias lo sean.

Hace tiempo os contaba que iba a hacer un curso de Illustrator, pues bien, por fin le hice, y le terminé. Tengo el grandísimo defecto de dejar las cosas para el último momento, y esta vez me volvió a pasar, hasta tal punto de pillarme los dedos brutalmente. Si tenía de plazo para hacer el curso hasta un día X, comencé con él el día antes a mediodía. Podréis imaginar quién se acostó ya de día el día X...

Respecto al curso, creo que es de los peores que he hecho online. No poder descargar el manual del curso, las faltas de ortografía que aparecían en los temas, los vídeos explicativos narrados por la profesorrra rrrusa,  la ausencia de control de realización de prácticas -no fue necesario enviar ninguna de las 21 propuestas, a diferencia de otros cursos en los que es imprescindible-, los conceptos explicados en vídeo, pero no en el manual.... Sin hablar del diploma más cutre de la historia, sobretodo para un centro que imparte cursos de diseño gráfico.

Lo bueno, ¡sí, hay algo bueno! Me dio tiempo a terminarlo en el plazo, cosa que en el caso de haber tenido que enviar las prácticas no hubiera sido posible. Además, las risas que me eché a costa  la profesorrra rrrusa no tienen precio. Y es que...


Lo malísimo, no he aprendido casi nada, así que sigo abriendo el programa y sintiéndome más inútil que un cani en clase de ortografía. Es triste que aprenda menos en un curso de 60 horas, supuestamente, que en un solo vídeo tutorial de You Tube.

En otro orden de cosas, estuve el otro día de pseudocompras navideñas, y entré en Kiko, en busca de un esmalte de uñas craqueado que tengo antojo -compré hace tiempo uno en H&M, pero llamar a eso craqueado  es como llamar honesto a un político, igual a alguien se lo parece-, pero por desgracia se les habían acabado -TODOS-. A pesar de ello, me quedé echando un vistazo, y acabé comprando un esmalte magnético.

La gracia del esmalte es que una vez te hayas pintado la uña -una uña, sí, porque tienen que estar el esmalte recién aplicado-, le acercas un imán específico -que venden allí también, obviamente-, y éste dibuja una forma en el esmalte (rayas a un lado, rayas al otro, puntos, o una espiral). Lo malo, es que tienen poca variedad de colores en ese tipo de esmaltes, y todos son irisados -con lo que a mí me gustan los mates-.

Asequible, si pero. ¿El pero? Cada esmalte cuesta 5.90€, y cada imán 1.90€, sí, la mayoría de esmaltes que no son de los chinos son más caros, pero me duele gastarme eso por un esmalte actualmente, aunque un día es un día.

El efecto está curioso. En el caso de la espiral, que fue el que compré, no cabe entero en la uña, o no al menos tal como yo lo hice. Todo sea que en aplicaciones posteriores atine más. A pesar de que no quede la espiral entera, sí queda bastante original.

Para ir acabando, comentar el tema de la felicitación de navidad del blog de este año. Como he dicho antes, no estoy muy activa creativamente hablando, además de que se me ha echado el tiempo encima, por lo que es una espantosidad -¿existe esa palabra? ¿No? Pues tendré que registrarla entonces...-. Intenté hacer algo curioso con Illustrator, pero como os he contado, con el curso que he hecho, demasiado que sé abrir el programa. Aquí os la dejo, y si por un casual estos días me siento inspirada, y con tiempo, me curraré otra mejor -a poco lo será-.


Por hoy os dejo, que habéis tenido lectura para rato, pero pronto volveré, y sí, es una amenaza, MUAHAHAHAHAhahaha, ejem.

4 comentarios:

  1. Yo hice un curso de Illustrator el año pasado por la CVE y estuvo muy bien, si puedes apúntante porque merecen la pena esos cursos. El problema es que apenas he utilizado el programa desde entonces y ya se me han olvidado bastantes cosas, pero a veces lo importante no es saber cómo se hacen las cosas, sino saber qué cosas se pueden hacer, luego ya es cuestión de buscar en el manual que nos dieron o por internet.
    Ahora ando haciendo un curso del INEM de confección de páginas web y también estoy aprendiendo un montón.
    Que sigas escribiendo (yo a ver si me animo, que tengo mi blog abandonadísimo) y que pases unas felices fiestas.

    ResponderEliminar
  2. Qué mala que es, que nos amenaza.

    Lo del curso... recuerdo tus tuits en plan apocalipsis maya. Espero que a mi no me pase lo mismo con los cursos que estoy siguiendo... no prometo nada

    Lo del esmalte... queda curioso, si, pero comprenderás que es un tema que no me interese mucho (soy un bicho raro que no sale huyendo ante las caras lavadas)

    Y la felicitación te ha quedado muy ochentera, tanto por las estrellas como por la fuente de letra elegida. Y oye, ya es más de lo que yo pienso hacer.

    Feliz navidad y feliz año

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. JBH: ¡Qué bien verte por aquí! Por el momento voy a dejar aparcada la formación, tengo la cabeza en muchas cosas, y como meta alguna más, va a implosionar.

    Me alegra que estés aprendiendo muchas cosas, es importante en todas las cosas, más sobretodo en un curso, pues como comento, no siempre es así.

    Tú tranquilo, que seguiré escribiendo, puede que tenga pequeñas ausencias, pero siempre acabo volviendo, ¿dónde sino iba a contar mis pensamientos?

    Y anímate hombre, que hace un montonazo que no escribes nada en el blog!!


    EINGEL: Forma parte de mi gracia, mi pequeña maldad, y que cumplo lo que prometo, o con lo que amenazo, MUAHAHAHAHAHA.

    Los tuits... No te haces una idea, pensaba que no acababa, el pero curso que he hecho, y el más largo, tiene un montón de premios negativos. Si no quieres que te pase lo mismo, no lo dejes para el último momento ;)

    Entiendo que el tema esmalte de uñas no te interese, ¿pero qué tiene que ver eso con las caras lavadad? ¿Acaso conoces a alguien que se lo de en la cara? O.o'

    La felicitación creo que más que ochentera, es más setentera... Pero bueno, he hecho otra que me agrada más, aunque lleva menos trabajo.

    FELIZ NAVIDAD CHICOS!

    ResponderEliminar
  4. Cuando hablaba de "cara lavada" no me referia al esmalte en particular, sino a toda clase de maquillaje. Claro que no lo he explicado muy bien

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...