jueves, 20 de diciembre de 2012

Libro 6 - Sexo en Milán


Meta 2012: 20 libros.
Leídos 2012: 6 libros.

Sexo en Milán


Sigo en Twitter a Ana Milán desde hace tiempo -me parece una mujer divertida y de andar por casa-, motivo por el que me enteré que había escrito un libro, Sexo en Milán. En su TL retuiteaba menciones de seguidores suyos, los cuales alababan el libro, hablaban de lo que se habían reído, que lo habían devorado, que les había encantado.... Fue eso quizás lo que me motivó a comprar el libro, fiarme de la impresión de cientos de personas -aunque suelo ser bastante personal en las decisiones literarias, y no acostumbro a seguir recomendaciones-, así que en un paseo de los míos a Casa del Libro, en busca de lectura para las vacaciones, lo compré.

La contraportada versa así: 

"'Porque hay que besar muchas veces por primera vez' Seamos top models o más bien normalitas, tengamos veinte, treinta, cuarenta... o quizá cincuenta, todas tenemos los mismos problemas; los hombres. Si mezclas todo esto con unas ligeras pinceladas sobre la vida, la comida, pensamientos acerca de la amistad y, como no, sobre el amor, descubrirás un entretenido libro que te enganchará desde la primera a la última página.

Ana Milán, una de las actrices más populares y glamurosas de la pequeña y gran pantalla, nos sorprende con este fresco e imaginativo debut literario acompañado de una divertida maqueta interior. Disfruta en un asiento preferente de todas aquellas historias que conforman la vida y aprende nuevas y suculentas recetas mientras ríes a carcajadas con las aportaciones de Patricia Conde, Malú, Raquel Martos, Màxim Huerta, Imanol Arias, Santi Millán, Mariben G. Milán, Cristina Alcázar, Alexandra Jiménez o Raquel Sánchez Silva.

Porque toda receta tiene su historia y muchas veces esa historia va pareja al amor, te invitamos a que nos acompañes a través de esta experiencia culinaria y de sentimientos en lo que no tiene más pretensión de ser una reunión de amigos. ¿Te vienes?"

Mi idea era llevarme el libro a Tenerife, con la intención de tener lectura para el trayecto, y para esos pequeños momentos de no hacer nada. A pesar de que compré otro libro a mayores -Dios hizo el mundo en siete días y se nota (pronto estará la reseña)-, decidí llevar sólo éste, pues tampoco era plan de pasarme la semana leyendo, y no pensé que lo acabaría tan pronto. Abrí el libro ya en el avión en Barajas, y lo cerré antes de llegar a Tenerife Norte. Se lee asombrosamente rápido, ningún libro me había durado apenas dos horas y media.

Sí es cierto que es ligero, y tiene algún punto divertido, pero no tanto como creía. Puede que tuviera demasiadas pretensiones sobre el libro, pero me defraudó bastante. A medida que pasaban las páginas -las cuales tienen una gran carga rosa, literal, tinta rosa por doquier-, no sabía si leía las notas de alguien, comedia, o un recetario. Probablemente se deba a que mi vida no es, ni recuerdo que haya sido, como las cosas que cuentan en el libro, debido a eso será que me siento fuera de lugar entre sus páginas, entre las que sólo encontré un par de guiños aplicables a lo vivido. También es triste que el capítulo que más me gustó fuera el escrito por Màxim Huerta.

¿Recomendable? En definitiva, y siempre en mi opinión, para matar un par de horas esta bien, pero bien en plan ¿me leo la trasera de los botes de la cocina, o el libro? Por no mencionar el precio -16.95€-, que sinceramente, me parece caro para lo que es. De haberlo sabido se habría quedado en la estantería de Casa del Libro...

Tiempo de lectura: un vuelo Barajas-Los Rodeos (unas dos horas y media).

1 comentario:

  1. Bueno, al ser un libro que no estaba en mi lista de posibles, ahora sé que no me habría perdido gran cosa

    Besoooos y gracias por el comentario

    ResponderEliminar

Si quieres decir algo, ahora es un buen momento...