martes, 31 de julio de 2012

Eso de Dios, da que pensar...

3 Pensamientos

Hace poco he recibido uno de esos pocos mails que no dan ganas de borrarlos nada más verlos. Mediante varias imágenes, algunas de las cuales os pongo a continuación, comparten frases de varias personalidades,  con su propia opinión sobre Dios y la religión. 

A riesgo de perder algún lector, no soy creyente, o por lo menos no presupongo la existencia de un ente -decir ser sería insostenible- supuestamente todopoderoso y omnipresente, y mucho menos con la única confianza de que un libro de leyendas tremendistas -la biblia-, y sus difundidores así lo dicen, creyendo a pies juntillas cada palabra que sale de esa institución que nos sangra los bolsillos -una entre tantas- y pronto olvida sus creencias cuando de "ayudar al prójimo" se refiere. No, no lo soy, aunque cada uno es libre de creer en lo que quiera -y de mantener los amigos invisibles hasta cuando quiera también-, que no seré yo quién se lo prohíba.

En cambio, sí seré yo quien no entienda su forma de pensar, quien pretenda una respuesta seria en lo que a intercambio de opiniones religiosas se refiera, también seré quien no comprenda por qué motivo una institución de esta clase se cree en el derecho de decir lo que está bien o no, cuando es la primera que quebranta sus normas. Seré yo quien respete lo que piensan, e intentará que le dejen justificar por qué mi opinión es distinta, quien seguramente recibirá algún tipo de discurso proselitista cuando quiera entender esa férrea creencia, o por el contrario me ahuyentarán al grito de "Blasfema, blasfema..."

Y es que, eso de Dios, da que pensar...

(Clic en la imagen para ampliar)

Debido a un grave -enorme, garrafal, monumental...- error de la autora, se eliminaron todas las imágenes del blog. Unas se pudieron recuperar, pero otras, por el contrario, no fue posible.

Si estás leyendo esto es porque las imágenes que aquí había no han podido ser recuperadas, ni reemplazadas. Si quieres saber qué pasó, haz clic aquí.

Lo siento, no puedes disfrutar de estas imágenes, pero hay otros muchos post ilustrados deseando ser leídos por ti.
     
                                                                                       
 Seré yo quien deje abierta la mente, así como los comentarios. Si tienes algo que decir, yo SÍ te escucharé...

jueves, 26 de julio de 2012

Todavía no han puesto la calle

3 Pensamientos


Alguna vez en nuestras vidas hemos oído eso de "no están puestas las calles", o similar, y por mucho que sea una frase hecha algo estúpida, pues está claro que no las quitan por las noches, en algún sitio del mundo sí tiene sentido emplearla, al menos en parte.

Ese sitio es Holanda. Una máquina, la Tiger-Stone, operada con varios hombres -dependiendo del tamaño de la calle y la cantidad de maquinaria necesaria-, se encarga de poner, literalmente, las calles.

Hay que decir que, cuanto menos, se trata de una profesión original, imaginad el plan: "-¿A qué te dedicas? -Pongo las calles. -¡Sí, venga, y yo pelo pipas! -No, en serio, yo me encarg.... -Que sí, que sí, que yo pelo pipas, ¿no ves cómo tengo los labios?" Lo cierto es que podría añadirlo a mis Profesiones Frustradas, tiene su gracia, y sino, mirad...



Así que si alguna vez alguien se ríe al oír hablar de esa mítica leyenda de una máquina que pone calles, calladle la boca con este post.

jueves, 12 de julio de 2012

¿Crisis, guerra, prosperidad?

3 Pensamientos
A través de Twitter ha llegado a mis ojos el siguiente vídeo:


Hace unos días ya estaba inquieta por el camino que están tomando los acontecimientos en los últimos meses -o años más bien-, pero he de reconocer que ya no estoy inquieta, ni estoy asustada, no, para nada, ahora tengo miedo, puro, duro y llano miedo.

¿Qué nos espera al final de esta senda? En los últimos días me he hartado a leer en diversos canales eso de que, en todas las crisis, se ha seguido el mismo camino para recuperar la calma. ¿Cuál es ese camino? Muy sencillo, la primera etapa la tenemos clara, pues vivimos en ella desde hace unos años -aunque se haya intensificado su notoriedad en el último año-, y aunque no se sabe con certeza hasta cuando estaremos estancados en esta crisis, la que le sigue -remitiéndonos a la herencia histórica de este planeta- no es mejor. 


La siguiente etapa del camino siempre ha sido una guerra -ya fuera dentro o fuera del propio país-. Con tan sólo escribirlo un escalofrío me recorre la espalda, y es que es algo muy grave el simple hecho de planteárselo como posible opción recurso a medio plazo. Pertenezco a una generación que sólo ha visto las guerras desde la televisión, o a través de los libros de texto, quizás sea ese el motivo que me impide visualizar que eso, una guerra, pueda ser posible en España en pleno siglo XXI. Dado el cáliz de los problemas, me tranquiliza un poco -no creas que mucho- pensar que no hablaríamos de guerra en sí, sino de una revolución, la cual tiene pinta de tornarse violenta con una ligera brisa de aire -¿ves por qué no me tranquilizaba mucho?-. Sí, es cierto, tras más de 20 años de borreguismo -sí, sí, ¡toda una generación!-, el pueblo parece despertar paulatinamente, tanto los que nacimos pensando que estaba todo hecho, como los que lucharon porque nosotros lo creyéramos. Durante poco más de un año se han intensificado las protestas -que para ser sinceros antes eran casi inexistentes-, y siempre en su mayoría con un aire pacifista desde el reivindicador -nosotros, el pueblo-, y lo único recibido ha sido opresión, violencia, ilegalización y la nomenclatura de terroristas. Seamos sinceros, ¿cuánto tiempo puede un pueblo soportar la opresión de una democracia ante tal situación como la actual sin rebelarse? ¿Y cuánto tiempo sin rebelarse violentamente? No soy estadista, ni clarividente, pero veo grandes probabilidades de que el tiempo se está agotando, si no lo ha hecho ya... 

La última etapa del camino es la prosperidad, pero perdonadme si se me antoja muy lejana. Prosperidad, ¿qué es realmente la prosperidad a la que aspiramos tras la revolución? ¿Tener oportunidad de tener un trabajo digno, un techo bajo el que cobijarse y un plato caliente -o frío, no hay que ponerse quisquilloso- que llevarse a la boca al menos 3 veces al día? ¿Poder disfrutar de los derechos -e igualmente de los deberes- por los que lucharon los que nos precedieron? ¿Tener un gobierno democrático en su más literal significado? ¿De qué prosperidad hablamos, de la nuestra, como pueblo, o de la suya, como oligarquía? Me asusta que mi sobrino no tenga un futuro, pero me asusta más aún que no tenga un presente. 

¿Crisis, guerra, prosperidad? No estoy segura de que sea el camino correcto a seguir -a pesar de las bastas referencias de este sistema-, aunque cada día parece más claro. Ojalá una sociedad unida, ojalá un gobierno competente, ojalá un país ejemplo, ojalá un mundo perfecto, ojalá sueños cumplidos... 

martes, 10 de julio de 2012

¡Cuánto tiempo...! Ejem

2 Pensamientos

¿Cuántas veces recibiste un mail advirtiendo del inminente cobro por el uso de Hotmail, ese que te decía que, como había saturación de cuentas, tenías que reenviar el mail para que los servidores supieran que la cuenta estaba activa, y nada menos que a 18 personas? ¿Por qué no 20, para redondear? ¿Todo para que no te cobraran por algo que, en la web del proveedor, ya indicaba que era gratis, y lo seguiría siendo? ¿Para tener el logo de MSN en azul en lugar de verde?

Esos eternos mails -porque no me diréis que eran cortitos, para nada-, en el que había muchas palabras y la única cierta era tu dirección de correo electrónico, y creían darle validez al poner una web de referencia para su comprobación. ¿Alguna vez lo comprobasteis? ¡Yo sí! La web que aportaban como prueba definitiva para que te decidieras a reenviar el mail coñazo a todos tus contactos -si tenías más de 18, mejor ponerlos todos, no fuera que a alguno ya le hubieran cerrado la cuenta-, era la propia del proveedor, en la que ponía muchas cosas, pero nada relacionado con lo expuesto en el mail. 

He de reconocer que, inocente de mí, reenvié el primer mail que me llegó con tal aviso, y esperé impaciente que el logo de mi MSN se volviera azul, pero eso nunca sucedió. Pronto llegó un mail idéntico, pero de distinto destinatario, y le sucedieron muchos más. Me limitaba a borrarlos, y a pensar en los pobres inocentes -más de lo que fui yo- que estarían reenviando el mail hasta el final de los tiempos.

Pasó un tiempo, bastante, sin que volviera a recibir el famoso mail, que para qué engañarnos, para ser tan oficial tenía una estética y una redacción deplorables. Creo que quien se aburrió y creo el mail primigenio se volvió a aburrir y creó uno similar. Esta vez, el proveedor que comenzaría a ser de pago si no reenviabas el mail a 18 personas -¿en serio, por qué 18, y no 15 ó 20?- era el de Gmail. Las risas se apoderaban de mí a medida que iba leyéndolo. Sí, sí, me lo leí entero, no buscando la verdad entre tan sarta de mentiras, sino comparando mentalmente ese mail con el que advertía del cobro de Hotmail.

Lo gracioso de la comprobación mental que realicé es que había muchas partes en común, quizás más de las debidas. De primeras nombraba a Gmail como proveedor, que de pronto cambiaba a Hotmail dos párrafos más abajo, y seguía así hasta casi el final. También prometían un cambio en el logo de Gmail tras enviar el mail, pero no recuerdo de qué color se teñiría esta vez, quizás rosa furcia. El nombre de referencia era el mismo que el de Hotmail -y yo sin saber que Google había comprado MSN y mantenido la plantilla exacta-, y nuevamente instaba a visitar una web para la comprobación de dicha verdad, y qué sorpresa, al igual que la vez anterior, te remitían a la página principal del servidor. ¿Adivináis qué pasó cuando pulsé el hipervínculo de www.google.es? ¡Justo! ¡Ahí estaba! No había duda, era......era......era....... El buscador... 

En Gmail no tuvo demasiado éxito la gracia, por lo visto nos pilló escarmentados, y en pleno siglo XXI, atrás quedaban las leyendas urbanas de esos 18 mails necesarios para la supervivencia de tu cuenta de correo. Aunque pronto llegaría el sustituto, TAN, TAN, TAN... El WhatsApp -también conocido como wassap, whashap, wasa, güasa, lo de la mierda con ojos...-. Esta mañana me he despertado con un WhatsApp -por enésima vez-, que indicaba lo siguiente: 

"Leelo porfavor! JUEVES YA ESTAMOS AVISADOS POR HOTMAIL, LO PASARON EN LA TELE POR LAS DUDAS!!
Hola a todos, parece que todas las advertencias eran reales , El uso del WhatsApp costará dinero a partir del verano del 2012. 
Si envías esta cadena a 18 diferentes de tu lista, tu ícono será azul y será gratis para tí. 
Si no me crees ve mañana a las 6 de la tarde que se cerrará el WhatsApp  y para abrirlo tendrás que pagar , todo esto es por Ley. 
Este mensaje es para informarles a todos nuestros usuarios, que nuestros servidores han estado recientemente muy congestionados, por lo que estamos pidiendo su ayuda para solucionar este problema. Requerimos que nuestros usuarios activos  reenvien este mensaje a cada una de las personas de su lista de contactos a fin de confirmar nuestros usuarios activos que utilizan WhatsApp, si usted no envía este mensaje a todos sus contactos de WhatsApp, entonces su cuenta permanecerá inactiva con la consecuencia de perder todos sus contactos. El símbolo de actualización automática en su SmartPhone, aparecera con la transmisión de este mensaje. Su SmartPhone se actualizará dentro de las 24 horas siguientes, contará con un nuevo  diseño y un nuevo color para el chat. Estimados usuarios de WhatsApp, vamos a hacer una actualización para WhatsApp de 23:00 p.m. hasta las 05:00 a.m. de este día. Si usted no envía esto a todos sus contactos la actualización se cancelará y no tendrá la posibilidad de chatear con sus contactos. 
Whatsapp pasará a tarifa de pago a menos que seas un usuario frecuente. Si tienes al menos 10 contactos 
envía este sms y el logotipo se convertirá en rojo para indicar que eres  un usuario frecuente."

Analizando así por encima -sin contar con las faltas de ortografía- se me antojan varias cuestiones... ¿Avisados por Hotmail? ¿Acaso tiene relación lo uno con lo otro, o las peras con los tornillos? ¿Qué costará dinero a partir del verano 2012? Se de alguien que no se ha leído la nota al descargar e instalar la App, que cuenta que el primer año es gratis, y luego pasará a costar la friolera de $0.99 -que teniendo en cuenta la millonada en sms que me ahorro, como si me cobran 5€ al año-. ¿Otra vez 18 contactos? ¿En serio, por qué cojones 18 contactos? Volvemos con el cambio de color del logo, el cual al principio del texto se volverá azul, y al final rojo, ¿en qué quedamos, azul o rojo? ¡Morado, qué coño! ¿Si no me crees ve mañana a las 6 de la tarde que se cerrará WhatsApp? ¿A dónde hay que ir? Ahora no hay que reenviarlo a 18 contactos, sino a todos los que tengamos, ¿también a mi ex? No, ese que se joda. ¿Perderé todos mis contactos? ¿Qué pasa, me van a formatear el móvil? ¿Actualizarán los servidores de 23h a 5h de este día, y quien no haya enviado el mensaje entonces se quedará sin App? ¿Entonces por qué al comienzo hablan del jueves, si hoy en martes, y mañana miércoles, o acaso Jueves es una persona y le advertían a él? Si tienes al menos 10 contactos envía este mensaje, ¿y si tengo menos, qué hago? ¿No habíamos quedado que a 18, y luego que a todos, por qué ahora sólo necesito 10 contactos para pasar de nivel WhatsAppil? Y tronchante... ¿Lo dijeron por la tele? ¿Acaso eso es motivo suficiente? Me recuerdan a mi yaya, tomando como verdad verdadera lo que sale en televisión. 

De verdad, ¿por qué hay gente que se aburre como para escribir y propagar estos avisos -ya sea por mail, Facebook (pasó, pasó), WhastApp, o paloma mensajera-, pero no tanto como para hacer que parezca creíble? Desde aquí insto al siguiente que quiera tocar los cojones con cadenas estúpidas, del cáliz que estas sean, a meterse un dedo untado de guindilla en el ojo cuando se aburra, en lugar de crear absurdos avisos falsos, y en caso de que lo anterior sea de su agrado, y acabe aburriéndose de nuevo, que la próxima cadena absurda que inicie, se la curre bastante más. Y por favor, por la salud oftalmológica de todos, por el bien de la humanidad, ¡usa un corrector de textos!

Si te ha gustado o entretenido este post, compártelo con todos tus contactos. No cambiará el color de ningún logo, ni pasará a ser de pago el blog si no lo haces, pero me harás un poquito feliz. Si por el contrario no te ha gustado nada, y tendrías ganas de hacer tallar el post en piedra, y hacérmelo comer, compártelo con tus enemigos, y que se jodan.

martes, 3 de julio de 2012

Dame un momento

1 Pensamientos

(La imagen original no era esta, pero tras el problema decidí cambiarla, en lugar de eliminar el post, pues no recordaba cuál había aquí)

lunes, 2 de julio de 2012

Voces en la sombra

1 Pensamientos

Existen muchas profesiones destinadas a vivir en las sombras, y una de ellas es la del actor doblador.

Esa profesión que, aún presente en muchas de las películas que vemos -por no decir casi todas-, puede pasar desapercibida por muchos. Una profesión que basa su profesionalidad en pasar desapercibida.

Actores que acostumbramos a oír con una voz determinada en perfecto castellano, aún siendo éstos de lejanos páramos, actores a los que entendemos, con los que nos reímos, lloramos, con los que nos cabreamos, a los que gritamos, que nos enternecen... ¿Qué sería de ellos -y de nosotros- sin todos los actores dobladores?

El documental "Voces en Imágenes", de Verité de Cinematografía, dirigido por Alfonso S. Suárez, nos muestra esa parte que nunca vemos de nuestros actores predilectos: la cara.

Os dejo un resumen por aquí:




¿Os los imaginabais así? ¿Pensáis en el personaje cuando escucháis al actor doblador hablar? ¿Por qué es tan insoportable que le cambien la voz a un actor que os gusta?

Por esas profesiones que viven en las sombras, por todas esas personas y profesionales que, aún pasando desapercibidos, nos son necesarios.